Publicidad

Phantogram, “Three” (Republic, 2016)

Autor: | @sergiomiro

Three. Efectivamente, tres. Es el número de discos que han tardado Phantogram en pasar de ser una bella pero indistinguible aportación al panorama del synth pop a convertirse en una auténtica apisonadora de trip hop hipervitaminado y de himnos electrónicos para hacer botar al público de festivales.

Lo de este dúo neoyorquino conformado por Sarah Barthel y Josh Carter ha sido, sobre todo, un uso inteligente de sus herramientas. Sin destacar especialmente por tener un timbre o un rango fuera de lo común, Barthel ha ido asentando su personalidad como cantante todo terreno, ya sea en baladas a lo Sia (este disco tiene unas cuantas, y alguna, como ‘Answer’, es bastante buena), o dejándose arropar por efectos en piezas más oscuras y solemnes (‘You´re mine’). Carter, por su lado, rebosa de ideas, garantizando el tipo de viaje sonoro que puede apabullar incluso a un millenial curado de espanto (de ahí que el dúo haya sido requerido en los últimos años como condimento musical de artistas tan variados como Miley Cyrus o Big Boi).

Pero ya decimos que el salto pretendido con este tercer cartucho era bastante ambicioso. Por si a pesar de sus méritos acumulados hubiesen corrido el riesgo de quedarse cortos,  el disco cuenta con la participación de varios productores bregados en el pop más pujante de la actualidad, destacando entre ellos un Ricky Reed (CeeLo, Meghan Trainor, Icona Pop…) que se deja las pestañas en programaciones y teclas varias en el más que probable clásico que nos deja este disco: ‘You don´t get me high anymore’ (irresistible y arrollador tanto en su versión original como en el más reciente remix a cargo de A-Trak).

Como propuesta artística, es demasiado inconexa e intensa, pero como proclamación del nuevo estatus de la banda y como colección de hitos sonoros, puede ser considerado un pequeño triunfo.

Valoración: 6,6

To Top