Publicidad

Perfume Genius, “No Shape” (Matador, 2017)

Autor:  | Google+ | @curtillo

En una entrevista reciente con nuestros compañeros de Jenesaispop, Mike Hadreas comentaba que no sabía cómo describir este disco, y que lo pasaba mal cuando se lo preguntaban. Algo que no nos extraña, porque el artista de Seattle ha logrado dar con un sonido propio e innovador, pero, a su vez, también ha conseguido que ese sonido sea muy fácil de asimilar. Así que sí, podemos decir que las influencias de Kate Bush están ahí, o que está más barroco que nunca, pero al final terminando sonando a Perfume Genius. Parte de la culpa de esto la tiene Blake Mills, el productor del disco, que se ha involucrado más de lo habitual, y ha terminado de pulir su sonido.

No Shape” es un disco complejo, pero perfectamente asumible. Es más, cuenta con lo que podrían ser sus dos singles más comerciales hasta la fecha. Y es que, ‘Slip Away’, en la que se pone grandilocuente y épico, ya es una de las canciones del año, y la emocionante ‘Wreath’ está a la altura. Pero esa épica, esa grandilocuencia, y esa emoción, no solo aparecen en esas dos canciones, también lo hacen en ‘Otherside’, el corte que abre el disco a lo grande. Incluso en ‘Just Like Love’, uno de los temas más sorprendentes del disco. Más que nada por su sonido, que nos remite a una balada clásica, y con un cierto aire a los cincuenta, pero aderezada con unos toques de electrónica que le ponen algo de actualidad. Esa electrónica, que ya fue protagonista de su anterior trabajo, aparece de nuevo en ‘Go Ahead’, un corte extraño, pero realmente envolvente.

No todo es a lo grande en “No Shape”, también hay momentos muy íntimos. Es el caso de esa especie de vals llamado ‘Valley’, o de ‘Die 4 You’, en la que se pone un tanto sedoso. Incluso comparte algo de esa intimidad con Natalie Mering, de Weyes Blood, ‘Sides’. Pero de la parte final del disco, que, si es cierto que es menos accesible, el corte que se lleva la palma es ‘Run Me Through’. Y es que, estamos ante un tema extraño que, además, contiene uno de esos interludios que tanto le gustan, pero también ante una canción realmente seductora. Es más, suponemos que se refiere a este tipo de canciones cuando dice que no sabe cómo describir el sonido de este disco.

El cuarto álbum de Perfume Genius es extraño e íntimo, incluso a veces resulta algo incómodo, pero también es tremendamente adictivo. Uno de esos discos que no puedes parar de escuchar, aunque no sepas muy bien cuáles son las razones que te llevan a ello.

Valoración: 8,6

To Top