Publicidad

Paul Zinnard “Orbit One” (Two Mad Records, 2012)

Autor: | @talibanmusic_tm

paulzinnard

Paul Zinnard es el seudónimo tras el que se oculta el mallorquín Carlos Oliver, un histórico del indie nacional que ha formado parte de bandas tan conocidas como The Bolivians o The Pauls. Hace años Carlos creó a Zinnard, un personaje inventado, creado para firmar trabajos de incógnito, al que después le agregaría el nombre Paul, en recuerdo a su última banda. Esa es la génesis de Paul Zinnard, un precioso proyecto con el que Carlos debutara en solitario con Songs Of Hatred And Remorse (Two Mad Records, 2010).


  Orbit One es el segundo disco de Paul Zinnard, una auténtica maravilla en la que el mallorquín se aleja del ejercicio iniciado en Songs Of Hatred And Remorse, en el que dejaba de lado los arreglos e iniciaba un proceso de desnudez en el que la melodía era la auténtica protagonista de la canción. Abandonando la pátina oscura que envolvía sus primeras canciones como Paul Zinnard, Carlos Oliver concibe los temas de Orbit One con banda. Perfilando los arreglos de cuerda, asumiendo el cien por cien de la responsabilidad de la creación del disco, Carlos profundiza más en las canciones. Relatando historias, este observador enfermizo desgrana realidades cotidianas (no por ello menos mágicas), en un tono folk que recuerda a Bob Dylan, Neil Young Wilco. Y es que obsesionado con el mensaje, defiende que cuando hay una buena historia que contar, la melodía surge sola.   Con "A good thing that you know", Orbit One arranca melódico y frágil...pero eléctrico. Declaración de intenciones que nos retrotrae al Dylan del 66. Pero a sabiendas de que esta batalla sobre la electricidad y el folk está ganada hace más de cuarenta años, Paul Zinnard saben hacer concesiones y nos regalan una versión en acústico y acompañado de cuarteto de cuerda, de este precioso tema. También incluye una versión en eléctrico de la original acústica "Listen everybody", contentando así a puristas y a recién llegados. Si "Man for you" recuerda al Ryan Adams más atormentado, "Happiness" es puro folk rock, bailable y etílico a partes iguales. Melódico y cercano al pop, "My shoes" o "John wayne" podrían ser un imaginario encuentro Bob Dylan meets Eels.   Compuesto integramente por Carlos Oliver, este segundo disco de Paul Zinnard es todo un descubrimiento, para mí uno de los mejores discos nacionales de 2012 sin ninguna duda. Estamos convencidos de que Orbit One tendrá mucha más repercusión que su predecesor, que injustamente pasó algo desapercibido.

 

 

To Top