Publicidad

Ocellot, Molsa Molsa (Fámelic / Discos La Gábia 2013)

Autor: | @sergiomiro

ocellotmolsamolsa

No eran pocos los que esperaban con ganas la puesta en largo de esta banda catalana, tras causar el requerido revuelo con un EP inicial en el que se adivinaban los trazos de su excéntrico talento.

Asombra lo poco que se han andado por las ramas, y lo definidos que nos llegan. Molsa Molsa es el debut perfecto para un grupo de las características de Ocellot, ya que al oyente no le queda duda alguna de las intenciones que se ha marcado el grupo con solo escuchar el disco entero una vez. Y ni siquiera eso, con tres o cuatro canciones basta para conocer la chillona paleta de colores que manejan.

La psicodelia es, quizás junto al funk, uno de los estilos que más peligro tienen en manos inexpertas. Cualquier músico cree que puede lanzarse a alucinar un rato y ser el más psicodélico del barrio. Otra cosa bien diferente es que lo que produzca tenga algo de valor para cualquiera que lo esté escuchando desde fuera. Ocellot consiguen traspasar esa delicada barrera y ofrecernos un sonido que seduce tanto en su parte más eufórica (empezando por el tema de arranque, Invitació), como en la más atmosférica.

Ojo, la suya es una psicodelia que casi nada tiene que ver con la que ahora han (re)puesto de moda Tame Impala, ya que aquí el rock o cualquier pariente cercano prácticamente brilla por su ausencia. Lo de ellos se antoja más como la más certera de las aproximaciones nacionales al universo de Animal Collective (con el permiso de El Guincho de la primera época, al que también recuerdan en varios pasajes del disco, sobre todo los más tropicales).

A su favor también juega una producción y una calidad de grabación que se ajusta a los niveles de calidad y de abstracción sonora que manejan los referentes internacionales del género. Al contrario que otras bandas de por aquí que han intentado hacer sus pinitos en terrenos similares, Ocellot no dejan que la realidad les estropee un buen planteamiento musical, y rara vez podemos identificar qué instrumento es el que está sacando adelante un ritmo o un sonido en particular. Cada elemento suma para formar parte de un todo fantasmagórico y abstracto, incluyendo unas voces que se alternan entre el inglés y el catalán (aunque el idioma, en este contexto donde se sugiere más de o que cuenta, importe más bien poco).

 

To Top