Publicidad

Nosaj Thing, Fated (Innovative Leisure/Timetable 2015)

Autor: | @bohemian_corner

Nosaj_Thing_Fated

Todo lo que toca el joven norteamericano merece ser como mínimo revisado minuciosamente. Desde la increíble irrupción en 2009 con su ópera prima Drift, ocupa sin discusión los puestos más altos de esa escala que mide a los productores electrónicos de discurso sonoro menos evidente.

Su tercer largo se titula Fated, una vez más para el sello angelino Innovative Leisures y con ritmos procedentes del Hip Hop como hilo conductor, aunque es tremendamente difícil e injusto tratar de etiquetar con éxito el trabajo de Nosaj. Quince canciones de las que solo una supera los tres minutos hacen de su escucha algo dinámico y placentero por momentos. Mucho sampler vocal, ambiente delicado y minimalista, melancólicos pianos y ritmos a bajo tempo cuyas atmósferas recuerdan a Holy Other.

El álbum comienza con Sci, ochenteros sintes y una bella voz femenina que en forma de chorus abre la chistera de acertada manera. Don´t Mind me es de parecida estructura, nostálgica y con samples vocales a distinto pitch durante toda la canción mientras que Realize y Varius hacen de relajado interludio antes de llegar a Cold Stares, una de las preferidas del disco, que cuenta con la colaboración de Chance The Rapper y Maceo Hymes creando un track tan cadente como exquisito.

En Watch, UV3 y Let You, Nosaj exhibe como ha optado en este largo por el menos es más. Pocos elementos, poco riesgo dada su conocida capacidad, pero de resultado agradable y que por momentos logra que grises nebulosas dibujen bellos paisajes. Maneja como pocos los samples que dan a su sonido ese matiz tan elegante y especial, a través de un discurso a veces algo monótono.

Cuando suenan los primeros ritmos de Medic nos evocan al Thom Yorke más experimental de los últimos tiempos, aunque volvemos a echar de menos un desarrollo mayor que no se ciña a una melodía que empieza y muere igual. Del resto destaca Phase IV, el tema más experimental del disco, y Light #5, una serie que inició en 2009 y que en esta quinta ocasión hace honor al nombre creando el track más luminoso y enérgico de Fated. Quizás se echan de menos en el más propuestas como Light #5, nuevas vueltas de tuerca ante lo continuamente previsible.

En resumen, quizás el álbum más flojo de Nosaj, por lo predecible de las estructuras y elementos que utiliza, aunque la brevedad de las canciones hace de su escucha algo ameno. Notable raspado.

To Top