Publicidad

Noel Gallagher “Noel Gallagher’s High Flying Birds” (Pias 2011)

Autor: | @indienauta

noelgallaghercover

Tras el largo y previsible fin de Oasis, los 2 hermanos Gallagher han vuelto con sus respectivos proyectos, algo diferentes el uno del otro, pero no dejan de ser continuaciones de los últimos discos de la banda de Manchester. Es una lástima porque la voz de Liam era un ingrediente muy dulce y agradable para las canciones de Noel. Así que tras el debut de Beady Eye (que personalmente me dejó indiferente y me pareció repetitivo), Noel se lanza a la carga con su "Noel Gallagher's High Flying Birds", que me genera sensaciones parecidas.


Empieza el disco con un tema agradable, "Everybody's on the run", que podría haber firmado Richard Ashcroft (The Verve). Es quizás la canción más interesante de este disco de Noel, aunque la base instrumental recuerda excesivamente a Oasis, y digo excesivamente porque hace que se convierta en un "más de lo mismo", y eso resulta un poco repetitivo para uno que fue seguidor acérrimo de la banda durante largos años. Es valorable la evolución creativa y experimental de los músicos. Y si no hay ninguna evolución, uno espera una reinvención del género con nuevas melodías, algo que no ocurre en todo el disco. Este sentimiento de cierta decepción se incrementa cuando transcurre la segunda canción del disco "Dream on" que parece un remake del buen "The meaning of Being Idle", mezclado con el estribillo del "The girl in the dirty Shirt" del álbum Be here now. "If I had a gun" empieza recordando a "Wonderwall", pero tras echarle un vistazo al disco en global, se puede destacar como una de las canciones más interesantes y frescas. "The Death of you and me" es otra nueva versión de un "The meaning of being Idle", con ciertas notas a lo Lovin' Spoonful, y con un exceso de recursos en la composición demasiado utilizados en el pasado por Noel. "(I wanna live in a dream in my) Record Machine" recuerda inicialmente a The Corrs y su "I never loved you anyway", lo arregla con una potencia en el estribillo estilo el espectacular "D'you know what I mean", la canción acaba cansando, predecible, típica, otra vez más de lo mismo. "AKA... What a life!" es la primera canción que se aleja del estilo característico de Noel. Con otra instrumentación podría colar como JLo. "Soldier Boys and Jesus Freaks" es un remake acelerado del "Masterplan", con un aire "Village Green" de los Kinks (que nombra en la letra). "AKA... Broken arrow" es una canción al más puro estilo Oasis de los mejores tiempos, con cada uno de los toques de distinción que siempre tuvieron. Con "(Stranded On) The Wrong Beach" por tercera vez oigo "The meaning of being Idle", pero esta vez también me suena "Cuando tú vas" de Chenoa. Me gusta el sonido del solo, poco más. Y acaba el disco con "Stop the Clocks", demasiado parecido a "Reel Love" en todos los aspectos.

En fin, que si no me llamó la atención Beady Eye, me ocurre lo mismo con el nuevo proyecto de Noel. Se trata de un disco que gustará a los amantes de los últimos 3 LPs de Oasis, pero para aquellos que hace tiempo que echamos de menos la brillantez del "Definitely Maybe", el "What's the story, Morning Glory" y también el "Be here now", nos resultará un disco que huele a desgana, a naftalina inglesa, que no huele mal pero que tampoco me la echaría como perfume para impresionar a nadie. Oasis se comieron el mundo con su originalidad, potencia y descaro, cuando hacían maravillas que renovaban el panorama internacional. Ahora los hermanos Gallagher (en sus respectivos trabajos) se agarran al clavo de la fama y del camino recorrido tiempo atrás. Pero sin su currículum, este disco no iría más allá de las fronteras de Manchester.

A FAVOR: la emoción de tener de nuevo a Noel de vuelta, aquel que un día compusiera himnos generacional como "Live Forever" o "Cast no shadow"
EN CONTRA: Nada nuevo.

 

 

To Top