Publicidad

Muñeco, “Ocurre” (El Genio Equivocado, 2014)

Autor:  | Google+ | @curtillo

munecoocurre

Leyendo la biografía de Muñeco uno se sorprende de que apenas lleven cuatro años tocando. La banda de Barcelona cuenta con un sonido que ya quisieran para ellos muchos de los grupos nacionales que llevan media vida sacando discos. Entre tanto amateurismo, siempre se agradece un trabajo como este, que suena bien y está producido con talento (no tiene una producción limpia y clara –la cosa no va por ahí–, sino una que resalta lo que hay que resaltar en cada momento).

Ocurre” es uno de esos trabajos que tienen que escucharse de seguido, sin interrupciones, y sin pararse a pensar en qué canción está sonando en ese momento. Sus ocho cortes funcionan mejor en conjunto (aunque alguno de ellos también funcionen bien fuera del contexto del álbum), y se disfrutan más dejando que sus 53 minutos discurran sin interrupciones. En estos tiempos en los que muy poca gente se para a escuchar un disco al completo, ellos han optado por el camino más difícil y, además, hacen música instrumental, por lo que su público es más reducido.

Definir la música de Muñeco no es fácil. No se amoldan a un estilo. Cogen un poco de aquí y otro poco de allá: fusionan el krautrock, la música de baile, la psicodelia y el post-rock, y lo hacen muy bien. Han conseguido un trabajo de lo más entretenido, en el que los cambios de ritmo están a la orden del día. Son capaces de pasar de los sonidos de Manchester al post-rock sin que apenas se note y, lo que es mejor, sin que desentone dentro del conjunto del disco. Así, nos encontramos con una canción como ‘McFly’, en la que prácticamente nos muestran todas sus facetas en poco más de cinco minutos y medio; o ‘Triscaidecafobia’, en la que pasan del post-rock al krautrock bailable sin apenas despeinarse.

Una de las cosas que más sorprenden de “Ocurre” son esas tormentas eléctricas tan propias del post-rock. Quizá hayan sido demasiados los que han explotado el recurso de la calma antes de la tempestad, pero en manos de los barceloneses sigue funcionando muy bien. Un claro ejemplo es ‘Teletubo’, un tema que empieza pop (de hecho está cerca del dream-pop), pero poco a poco va subiendo de intensidad y acaba en una orgía de guitarras explosivas que sorprende. Lo mejor es que no es el único corte de este estilo en el que están acertados: cierran el álbum con ‘La Terminal’, uno de esos cortes de post-rock épico y guitarras grandilocuentes que nos recuerda a los mejores del género.

En “Ocurre” da gusto sumergirse y dejarse llevar.

To Top