Publicidad

Mitski, “Puberty 2” (Dead Oceans, 2016)

Autor:  | Google+ | @curtillo

mitski

Hace una semana os comentábamos que 2016 podría ser el año de Mitski, y viendo todas las nuevas críticas que han salido de su nuevo álbum en estos últimos siete días, nos reafirmamos en ello. Cada vez tenemos más claro que “Puberty 2” va a convertir a esta japonesa afincada en Nueva York, en un todo un referente de la nueva escena de rock femenino. De hecho, lo más extraño es que no lo haya petado antes, y que su tercer trabajo, publicado hace dos años, no fuera un éxito. Allí ya mostraba un talento increíble para crear canciones de indie-rock llenas de guitarras crudas, pero tremendamente melódicas y pegadizas. Algo que perfecciona en su nuevo álbum.

Al escuchar su música, algunos pensarán en PJ Harvey, y otros dirán que tiene un aire a St. Vincent, pero la realidad es que ya ha conseguido una personalidad propia. Sí, es cierto que el rock de los noventa es lo primero que viene a la cabeza cuando te adentras en este trabajo, pero su forma de actualizarlo es lo que hace de ella algo especial. Un saxo por aquí, un teclado por allá, algo de electrónica…Mitski no solo vive de las guitarras. Un claro ejemplo es ‘Happy’, segundo single del álbum (atención a su vídeo-clip), y la mejor canción del mismo. Es un tema que empieza con una especie de base rítmica atascada, que casi parece el centrifugado de una lavadora, para continuar con una tremenda la línea de saxo (el gran protagonista de la canción) y un gran estribillo en el que ya entran las guitarras. Una canción atípica que, sin embargo, en su primera escucha, ya resulta de lo más atrayente.

Por supuesto, el rock es el gran protagonista. Canciones como la inmediata ‘Dan The Dancer’, la desgarradora ‘Fireworks’, o la sucia ‘My Body’s Made of Crushed Litt’, así lo demuestran. Incluso ‘A Loving Felling’, mucho más pop y cercana a artistas como Courtney Barnett, cuenta con una buena dosis de distorsión. Pero es con ‘Your Best American Girl’ con la que directamente consigue entrar en el olimpo de las nuevas reinas del rock. Lo que en un principio parece la típica balada de ruptura, se convierte en una desgarradora canción, en la que las guitarras potentes y crudas, que entran en su estribillo contundente y melancólico, rompen con toda la delicadeza del principio.

Como ya comentábamos más arriba, no todo son guitarras en “Puberty 2”. Sabe relajarse muy bien en ‘I Bet On Losing Dogs’, que no es otra cosa que una preciosa balada llena de teclados e instrumentos de cuerda, y en ‘Thursday Girl’, en la que consigue emocionar a lo grande jugando con la electrónica y el dream-pop. Algo que también se deja ver en ‘Crack Baby’, que es un poco más escurridiza, pero igual de interesante.

Os podríamos decir lo típico de siempre, que no tardéis en escuchar a esta pedazo de artista, que merece mucho la pena, y todo lo demás, pero como estamos convencidos de que, en cuestión de poco tiempo, va a estar hasta en la sopa, lo dejamos a vuestra elección. No os vais a libra de ella tan fácilmente.

Valoración: 8,8

To Top