Publicidad

Metronomy, “Summer 08” (Because, 2016)

Autor:  | Google+ | @curtillo

metronomy

Metronomy han llamado a su quinto trabajo “Summer 08”, pero bien lo podrían haber llamado “Summer 78” o “Summer 82”. Su nuevo álbum bebe del disco de finales de los setenta y del pop electrónico de los primeros ochenta a partes iguales. Eso sí, Joseph Mount, que se ha quedado solo al frente de la banda, no se ha ido a lo más evidente. Aparte de los sonidos funk y el toque sintético, el álbum también cuenta con alguna que otra referencia más experimental, que hace que no estemos ante otro ejercicio de nostalgia más.

Algunos pensarán que, al ser un trabajo que evoca al verano, será más luminoso y facilón, pero no. Estamos ante un disco un poco oscuro, en el que Mount ha optado por dar importancia a los ritmos secos, los bajos funk y algún que otro teclado estridente. Un buen ejemplo de esto es ‘Back Together’, el pepinazo funky que lo abre. Su estribillo no aparece hasta pasados los dos minutos, pero cuando lo hace te gana por completo. Y es que, la canción, cuenta con un sonido sintético que hace que no decaiga en ningún momento. No es el único homenaje al funk ochentero que hay en el disco. Inmediatamente después nos deja ‘Miami Logic’, en la que se fija en el punto más hortera del género, o ‘My House’, donde apenas necesita un teclado y un bajo para llevar la canción a buen puerto. Pero la joya de la corona es ‘16 Beat’, su contagioso ritmo de batería, y ese estribillo que tanto recuerda al primer Michael Jackson.

No todo el disco es tan funk. Los Metronomy de siempre aparecen en ‘Old Skool’, donde la música negra sigue presente, pero esta vez también entra en juego esa electrónica minimalista que tanto le gusta Mount. Algo que se acentúa en ‘Hang Me Out To Dry’, el denso, y a la vez maravilloso corte, en el que colabora Robyn.

En la recta final del álbum ya no está tan acertado. Hay algún tema notable, como ‘Night Owl’, donde, una vez más, son las baterías las que consiguen que el corte funcione, pero es el único. La idea de hacer una balada sedosa y atípica en ‘Mick Slow’ no está mal, pero se hace un poco larga y no termina de funcionar. Algo que también pasa en ‘Love’s Not an Obstacle’, en la que se ha olvidado del estribillo.

Summer 08” no es un disco perfecto, pero, en gran medida, cumple su función, que no es otra que la de entretener.

Valoración: 7,5

To Top