Publicidad

Los Punsetes, “LPIV” (Canada Editorial, 2014)

Autor:  | Google+ | @curtillo

los_punsetes_-_lpiv_-_portada_digital

Madrid está sucia, empobrecida y tiene a una inepta en la alcaldía. Estas son razones suficientes para que Los Punsetes estén más que enfadados. La banda madrileña siempre ha desplegado toda su mala leche en sus discos, pero en su cuarto trabajo van más allá y no dejan títere con cabeza.

LPIV” reúne de nuevo a Los Punsetes y a El Guincho, que se vuelve a encargar de la producción. Esto hace que su sonido apenas cambie –quizá suena un poco más crudo, pero poco más– , algo que, por otra parte, no hace falta. Los madrileños se han convertido en unos expertos compositores de canciones directas, de las que van al grano. Al igual que a Los Planetas, la banda con la que siempre les comparan, no les hacen falta metáforas, y si tienen que titular una canción ‘Opinión de mierda’, lo hacen. En esa simpleza está una de sus mejores armas: pueden presumir de hacer rimas fáciles, o de utilizar frases trilladas, sin que sus canciones se resientan. Ahí está parte de su gracia, y en este nuevo trabajo vuelven a demostrar que les sigue funcionando.

Lo primero que nos encontramos en el disco es ‘Amanece más temprano’, una canción donde hacen un estribillo de una frase tan manida como “no por mucho madrugar, amanece más temprano”. En cualquier otro grupo chirriaría, pero en ellos hace que nos gusten todavía más. Además, a las primeras de cambio sale otra de sus obsesiones: el dinero. “He comprado unos cuadernos, tapa dura, de los caros” canta Ariadna antes de que las guitarras sucias entren como un rayo en el estribillo. Este tema también sale a relucir en la tristona ‘Vaya suerte que tengo’, la única canción del disco donde las guitarras ruidosas se toman un respiro. Y es que en temas como ‘Falso Documental’ o ‘Nit de l’Albà’ suenan más contundentes que nunca. Por no hablar de la traca final de ‘Los últimos días de Sodoma’, una canción que no es difícil relacionar con la situación actual de Madrid. De hecho, esa traca final es el castigo; la plaga que la ciudad se merece.

Si hay algo que ha hecho a Los Punsetes famosos, son esos hits vengativos y tremendamente adictivos. Si en sus anteriores trabajos tenían ‘Tus Amigos’ y ‘Alferez Provisional’, aquí tienen ‘Me gusta que me pegues’, un tema de lo más explícito –“encuentro tus hostias fascinantes” y “hoy tienes 2×1 en mi mejilla” son sólo dos de las frases podemos escuchar en la canción– que han elegido como primer single. Junto a ella, hay unos cuantos temas redondos más. Ahí está la muy pop ‘Museo de Historia Natural’, en la que incluso se atreven con unas palmas, y ‘Tan lejos, tan cerca’, que es el clásico corte acelerado con punteo contundente al más puro estilo Los Punsetes. Hay, además, un tema que sobresale por encima del resto, y es ‘Tu opinión de mierda’. Este corte, que podría ir dirigido a cualquiera, tiene un aire C-86 que les sienta de maravilla. Y la palabra “mierda” nunca casó tan bien en una canción pop.

Los Punsetes han vuelto a hacer otro disco que se pasa en un suspiro; una colección de canciones que se pegan a la primera escucha y con un buen motón de letras cotidianas, pero muy inteligentes.

To Top