Publicidad

Los Lagos de Hinault, Flores de Europa (Fikasound, 2014)

Autor: | @siguesiguepop

lagoshinaultcover

Lo hicieron con el primer disco y lo han vuelto a hacer con el segundo. A Carlos Yndurain parece no costarle nada darle a la varita mágica y crear uno de los mejores discos de pop que recordemos durante mucho tiempo. Es cierto que “Vidas ejemplares” (Fikasound, 2011) al final resultaba un tanto disperso en cuanto a sonido, pero no por aquello dejaba de ser una joya, una joya que con este segundo disco se ha pulido hasta hacer otra joya, esta vez más compacta y coherente, e igual en todas sus aristas. Y es que así resulta este “Flores de Europa”.

Después de una bella portada que hay que pararse unos minutos a observar, ponemos el disco y ya desde ese genial comienzo con la frase “chicas guapas con crisis de fe...” de “San Juan de Luz” nos damos cuenta de que en Los Lagos de Hinault no se ha perdido ni un ápice de la chispa que ya conocíamos. Humor ácido con algunos dardos envenenados que retratan la sociedad pop y melodías que en varios momentos rozan la perfección, esos son los dos componentes principales de este disco, además, unos juegos de voces mucho más conseguidos que en la anterior entrega del grupo y gracias a los cuales, conseguimos entender las letras mucho mejor.

En lo que respecta a canciones favoritas, me quedo con el hipervitaminado minuto y poco más de “(María del) Mar Rojo” por esa explosión de canción que supone y con la caricatura exagerada de “Zumba“, con alguna que otra frase memorable también como esa de “la fina línea que separa, ay, que separa, ay ay, lo sensual de lo sexual”, y por ese guiño/mención a Santiago Auserón. Y hablando de guiños, no puedo decir que esos “parapapa” finales de “A una ventana triste”, última canción del disco, no dejan de ser mágicos, porque nos retrotraen a “El correo del zar”, la canción que abría su primer disco. Ahí, cerrando discos con maestría.

 

To Top