Publicidad

Lontalius, I´ll forget 17 (Partisan 2016)

Autor: | @sergiomiro

Resulta demasiado facilón construir la reseña de este disco en torno a la juventud de su autor, pero es que el bueno de Eddie Johnston es el primero en querer esgrimir su partida de nacimiento, basando el título de su debut en lo dura que es la adolescencia y en la determinación de olvidar todo lo que le pasó cuando tenía 17 años. Para situarnos, tan sólo han transcurrido dos años desde ese fatídico momento, lo cual nos deja con un Johnston con 19 recién cumplidos, lo suficientemente sensible como para querer rebautizarse artísticamente con el nombre de una mariposa, y lo suficientemente “millenial” como para sacar ese nombre de una página de Wikipedia.

Sabemos que en esas tiernas edades dos años pueden parecer una eternidad, con lo que puede ser hasta comprensible que Johnston narre esos sentimientos desde la confianza de quien se sabe ahora lo suficientemente maduro como para marcar distancias en forma de canción. Lo cierto es que, para quienes lo escuchamos con unos cuantos años más a cuestas, I´ll forget 17 no es ni mucho menos un pataleo pueril que llame a la condescendencia. Como su compatriota Lorde (que se ha confesado fan), Johnston muestra una madurez impactante, consiguiendo eso tan difícil que es generar empatía entre sus compañeros de generación y a la vez evocar una cierta emoción retroactiva entre aquellos mayores que quizás ahora vean plasmados unos sentimientos que nunca supieron expresar con fluidez.

Musicalmente, Lontalius se mueve en la senda del cantautor sensible post-Bon Iver y post-James Blake, a lo que añade pequeñas pinceladas propias de Drake, Weeknd y otro tipo de artistas más cercanos a las playlist de gente de su edad. En todo ello muestra un gran manejo de las atmósferas y de unas orquestaciones que luchan por disimular con aires de grandeza su naturaleza de música de dormitorio. Desgraciadamente, la voz de Johnston no tiene ni el rango ni la profundidad de los mentados Justin Vernon o Blake, lo cual resta unos cuantos puntos al impacto final de su obra. Con todo, el tópico del artista al que le queda mucho por crecer, aquí cobra un sentido mucho más literal y hasta físico, con lo que conviene estar atentos a lo que dará de sí el Lontalius veinteañero.

 

Valoración: 6,7

To Top