Publicidad

Las Ruinas, Acidez House (El Genio Equivocado 2013)

Autor:

lasruinasacidezhouse

Las Ruinas no necesitan masajes y menos viniendo de un fan confeso como yo, no necesitan figurar en charts rutilantes ni siquiera que remezclen su música de forma abnegada. Yo por mi parte voy a seguir predicando sus bondades en un desierto que a día de hoy ya no parece tan solitario por si eso sirviera de algo y añadiese nuevos oyentes a la causa, es lo mínimo que puedo hacer por una banda que me ha devuelto las ganas de bailar.

Y por fin tenemos entre las manos “Acidez House”, cuarto Lp de la banda de Barcelona que parece que por ahora cumplen aquello de disco por año, un nuevo y excelentísimo acierto musical. Sin demasiados cambios, pero con nuevos matices. Ellos saben a que juegan, no son filigraneros pero van de cara a barraca. Musicalmente sencillos que no fáciles, comprometidos con un sonido que ya les pertenece, directos y brillantes. Una vez más y por cuarta vez consecutiva.

Acidez House”, nuevamente publicado por El Genio Equivocado, tiene lo único imprescindible que necesita una buena banda : grandes canciones. Quizás el tono sea más oscuro e íntimo, quizás encontremos menos ramalazos punk y qué más dará. Aquí hay letras brillantes, hay protesta social, hay himnos de puño en alto, hay preciosas melodías de guitarra, hay distorsión, hay fantásticas galopadas de la sección rítmica y sí, efectivamente no hay “cerveza” (ni falta que les hace) pero hits como la copa de un pino le sobran a este disco.

El disco se abre con “Bar Europa”, un primer encuentro entre la penumbra y la solemnidad, aceleramos con “La Radio ha Muerto” que se postula como trallazo indiscutible del disco junto a “Este Espíritu” que es un absoluto hit de canción protesta del siglo XXI y parece haber sido compuesto bajo el influjo de Gordon Gano. Proseguimos con “Generación Perdida”, su primer single grunge y “Nit Bus” estratégicamente colocada como islote “ayahuástico” en clave dub. “La Mejor Aventura” contiene genuino ADN Ruinas y “Lucero Herido” es pura inspiración con efluvios Paisley y castañuelas. “Escalera Mecánica” provoca una convulsión Punk y Edu vuelve a sonar a Pablo Carbonell style . “Fragilidad”, otro punto álgido del disco donde parecen darse la mano un joven Robert Smith y un joven Adrian Borland. “Chica fiestera” huele a Pixies época “Trompe Le Monde” con esa entrada de bajo tan característica y bien resuelta y “Océano de Amor” suena a reluciente tributo en clave ruinosa a Postcard Records. “Satélite” es una de mis preferidas con su sonido más característico y butanero. El disco desemboca en la líquida “Soñadores” y “Deja vu” donde se atreven con la cowbell y el espíritu Gang of Four, final por todo lo alto. Y lo mejor de todo es que este disco suena profundamente a Las Ruinas con un estilo propio, plenamente reconocible e intransferible que a mí me sigue teniendo metido en su bolsillo, un bolsillo del que no pienso salir.

 

 

To Top