Publicidad

La Niña Hilo, A La Espera (La Calandria Disquera 2013)

Autor: | @talibanmusic_tm

laninahilo

Cuando parece que ya todo está inventado y que nada puede sorprenderte, aparece un grupo como La Niña Hilo y te deja alucinado. Un año después de su debut, el grupo navarro ha abandonado la senda del postgrunge y el rock iniciado en Prólogo Ep (Autoeditado, 2012), para volver a la carga con A La Espera (La Calandria Disquera, 2013), un delicioso y sorprendente disco de indie rock electrónico grabado, producido y mezclado en Montreal Studios por Hans Krüger, técnico y productor de Delorean.

Con una base electrónica compuesta por programaciones y samplers, la aportación de guitarras, bajo y batería dotan al proyecto capitaneado por Laura Recarte, de un dinamismo y una fuerza desbordantes. La emoción descontrolada se dispara al compás del ritmo frenético que desde su inicio marca A La Espera. Endiabladamente modernos, sofisticados y cosmopolitas, la voz de Laura usa rasgos orientalizantes en algunos pasajes (los más sorprendentes), brillos pop y matices siniestros en otros. La paleta de colores que usa la navarra es amplia y las canciones de La Niña Hilo se prestan a los pequeños detalles. Ya lo define la propia banda en su hoja promocional (en un claro guiño a la labor como diseñadora de moda de su vocalista Laura Recarte): “Como un vestido que se hace lentamente y a medida, cuidando cada puntada y mimando cada detalle.” Así La Niña Hilo ha creado las canciones de A La Espera, con cuidado y mimo.

BëlopNimioObliqueMalmöeBeatLoveThe LeadingsConmutadores, Correos…y ahora La Niña Hilo. Estamos viviendo una edad de oro en lo que a electrónica se refiere, así que disfrutemos de nuestra escena mientras reescribimos su historia. ¿Quién dijo que nuestra escena era aburrida? Piénsenlo mientras bailan.

 

To Top