Publicidad

La Habitación Roja, “Universal” (Mushroom Pillow 2010)

habitacionroja


Vaya por delante que La Habitación Roja siempre han sido uno de mis grupos favoritos. Referencia del indie nacional y con la extraña habilidad de hacer canciones que parecen escritas para uno mismo. Pero lamentablemente desde su álbum"Cuatro" allá por 2003, no habían vuelto a publicar un disco que me emocionara.




Obsesionados por encontrar un sonido más contundente, se alejaron del pop para acercarse al rock en "Nuevos tiempos" y "Cuando ya no quede nada", con no muy buen resultado y descuidando en algún lugar del camino las canciones, esas que siempre han hecho de La Habitación Roja un grupo tan especial, distinto al resto de bandas por mucho que quieran compararlos con Los Planetas y con otros compañeros generacionales. Como decía Fernando Alfaro al frente de Chucho en "Abre todas las ventanas","... y los discos quedaron ahí, latiendo, callados y aún hacen su trabajo de demolición", pero a pesar de esos discos y ese trabajo de demolición en nuestros corazones, LHR estaba perdiendo su crédito. Si a eso le unimos la estancia de Jorge en Suecia y los proyectos paralelos de Pau, nos temíamos lo peor.

Es entonces cuando Jorge se pone los galones de capitan y compone los once temas de "Universal". A la primera escucha, desde los primeros acordes de "Voy a hacerte recordar", canción con la que abren el disco, hasta "No deberías", con la que lo cierran, vuelven a emocionarme, vuelvo a sentir que han vuelto, que han encontrado la senda que habían perdido, que vuelven a sonar a ellos mismos.
La producción corre a cargo de la banda y de Marcos Collantes y el resultado es exquisito, con un sonido muy limpio y prestando mucha atención a los coros, en los que aparecen voces femeninas por primera vez desde aquel "Lola 2000" de "Largometraje" o aquella "El cuarto Azul" de "Radio", en el que la pareja de Jorge recitaba en sueco un texto compuesto por ella misma.

El sonido es más maduro que en anteriores grabaciones, sin estridencias ni excesos mas propios de la juventud, con un gran protagonismo de las guitarras acústicas. Lo mismo ocurre con las letras en las que el desamor sigue siendo tema recurrente, pero en el que la aceptación es la nota dominante, sin rencores, como cantan en "Cajas tristes": "...y ahora estoy diciendote adiós, haciendo las maletas sin rencor...".

"Voy a hacerte recordar" es el himno que llevan años buscando(o nosotros esperando oir), a la altura de "Un día perfecto" o "La edad de oro". Con su particular forma de interpretar el universo Pixies, es una canción que engancha a la primera escucha. "La noche se vuelve a encender" y "Hacia la luz", es LHR en esencia, con esa forma tan personal de arrastrar las sílabas de Jorge y de cantar estribillos imposibles, que solo él puede hacer encajar con la melodía. "Febrero" es otro single brillante, con un sonido muy ochentero y con una letra preciosa, casi de autoyuda ante la adversidad de la ruptura: "...soy la misma persona que pisó la luna, que puso la tierra a tus pies, que se fue con lo puesto a la guerra de todas las guerras...".
Pero el que para mi es el tema del disco, es "No deberías". Aquí si hay restos de rencor. Aquí si hay mirar a los ojos a tu pareja y decirle lo que piensas para hacerle todo el daño posible. Durante tres minutos Jorge canta, mientras un órgano le marca el camino de la decepción y el desengaño, hasta que rompen la calma las guitarras y la batería, en un ritmo sobrecogedor que intenta remontar esa tristeza. La letra de esta canción, de las mejores que han compuesto nunca.

Universal es un disco largamente esperado por los fans de LHR, eslabón perdido entre "Cuatro" y "Nuevos tiempos" y que deseo que marque el futuro de sus próximas grabaciones. Espero que hayan vuelto para quedarse, porque los fans de LHR nos sentiamos huérfanos sin ellos.


 

To Top