Publicidad

La Bien Querida “Fiesta” (Elefant 2011)

Autor: | @talibanmusic_tm

bienquefiesta   Tan cierto es que después de la tormenta viene la calma, como que después de los elogios suelen venir las críticas. Esta triste máxima es en nuestro país un mal que atenaza a muchos artistas, obligándoles a repetir la misma fórmula hasta la saciedad. No es el caso de La Bien Querida, para la que después de su sonado debut con Romancero (Elefant Records, 2009), hubiera sido fácil repetir disco manteniendo el discurso. Sin embargo, Ana Fernández-Villaverde arriesga y presenta un disco mucho más orgánico y menos sobrio que su predecesor.
  Fiesta es un disco invernal, hierático y de una belleza fría, que posee sin embargo un discurso dulcemente rencoroso. Producido y arreglado con maestría por David Rodríguez, el segundo trabajo de La Bien Querida es un disco con un gran trabajo de estudio. Las canciones de Fiesta son canciones pop con cierto regusto a flamenco añejo, en el que los violines mozárabes, los sinuosos teclados, las palmas y ritmos de rumba catalana y ese "espíritu planetero" ("Me quedo por aquí" o "En el hemisferio austral")  que inunda muchas de las canciones de Ana, le hacen menos sombrío y más efectista que su debut.   La rumba eléctrica de "Noviembre" y "Queridos tamarindos", la insinuante y ecléctica melodía de "Hoy", la pseudo saeta de "Monte de piedad", o la ranchera de "Lunes de pascua", hacen de Fiesta un alarde de efectos de producción que David se saca genialmente de la chistera, sorprendiendo continuamente al oyente. Solo "Monumentos en la Luna", da pábulo a la vertiente más introspectiva y sobria de La Bien Querida. El disco se cierra con el delicioso detalle de utilizar los mismos samplers y sonidos del comienzo del mismo.   Fiesta es un disco bonito, de canciones bellamente sencillas o sencillamente bellas, que confirma el magnifico estado de forma del tándem formado por Ana Fernández-Villaverde y David Rodríguez. Como dice la propia Ana en "Me quedo por aquí", "...y hago lo que me da la gana".

To Top