Publicidad

Kristin Kontrol, “X-Communicate” (Sub Pop, 2016)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Kristin-Kontrol-X-Communicate-640x640

La nostalgia de la infancia es muy mala, y nos hace mitificar cosas que, muchas veces, es mejor que no vuelvan a salir a la luz. Por normal general, todo lo que escuchábamos en aquellos tiernos años en los que no había preocupaciones, nos trae buenos recuerdos y tendemos a revisitarlo constantemente. La carrera de Kristin Welchez ha estado marcada por esa nostalgia, que ya se dejaba ver en sus discos con Dum Dum Girls, y ahora se acentúa en su nuevo proyecto. Con Kristin Kontrol, ha dejado atrás su pasión por el rock oscuro de los ochenta, y se ha sumergido de lleno en el pop femenino que escuchaba cuando era una cría. Ella misma menciona a Madonna, Janet Jackson, Debbie Gibson y Tiffany como principal influencia. Pero no os asustéis, estas divas del pop se dejan ver en sus nuevas canciones, pero, muy sabiamente, también deja ver algunas de las señales que han marcado su carrera hasta ahora.

Si nos fijamos bien, “X-Communicate” no es tan distinto a “To True”, el estupendo último trabajo de Dum Dum Girls. La base de los dos es el pop, solo que, aquí, han entrado en juego las cajas de ritmos y los sonidos sintetizados. Bueno, y también hay menos guitarras. Lo bueno es que, en gran parte del álbum, Welchez ha sabido conjugar las dos cosas. Esto hace que nos encontremos con canciones como ‘Show Me Love’ o ‘(Don’t) Wannabe’, en las que guitarras y sintetizadores se fusionan a la perfección. Sobre todo en la segunda, canción de la que la propia Welchez ha dicho que es la mejor de su carrera. No es para menos, es un estupendo tema de pop sintético, delicado y ensoñador, en el que las cajas de ritmos – obra de Kurt Feldman, primer batería de The Pains Of Being Pure At Heart, y productor a pachas de este trabajo- se dejan seducir por un punteo de guitarra sucio e impactante. Aunque para sucias, las guitarras de ‘White Street’ y ‘Drive the Night’, un par de temas pegadizos y bailables que siguen la estela de ‘X-Communicate’, el estupendo primer adelanto del álbum. Y si nos vamos a la pista de baile, hay que hablar de ‘Skin Shed’, en la que se deja seducir por los sonidos de los clubs de finales de los ochenta y principio de los noventa. Es más, tiene un ritmo muy similar al del ‘Show Me Love’ de Robin S.

Para la parte final del álbum se ha reservado los temas más reposados, en los que no está tan acertada. Su faceta más calmada le funciona en ‘What Is Love’, que en un principio no parece nada del otro mundo, pero según van pasado los minutos, se va convirtiendo en todo un baladón con final melancólico y épico. No sé puede decir lo mismo de ‘Going Thru the Motions’, en la que se deja llevar por un pop simple y perfectamente olvidable. Sin embargo, en ‘Smoke Rings’, el tema que cierra el álbum, se pone un poco más esquiva e interesante, y se saca de la manga un dream-pop sucio y oscuro que no está nada mal.

Quizá, este debut como Kristin Kontrol, no es tan redondo como sus discos con Dum Dum Girls, pero no se queda lejos. Además, demuestra que ha sabido reinventase con inteligencia y talento. Algo que no está al alcance de todos.

Valoración: 7,7

To Top