Publicidad

Kevin Drew, “Darlings” (Arts & Crafts, 2014)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Kevin-Drew-Darlings

Hay ocasiones en las que sacar un primer single muy bueno es contraproducente. Eso es lo que le ha pasado a Kevin Drew con su nuevo trabajo. El músico canadiense nos puso los dientes largos con ‘Good Sex’, una de las canciones de este año, y ha resultado que el resto del disco no está al mismo nivel. Aún así, encontramos unos cuantos temas más que interesantes.

El que fuera uno de los fundadores de Broken Social Scene, ha sacado un segundo trabajo un tanto disperso. Cada canción es de su padre y de su madre, y su ecléctica propuesta no acaba de cuajar. El de Toronto deja todo el peso del álbum a las canciones, haciendo que el disco se convierta en una montaña rusa. Vamos, que nos da unas cuantas alegrías y unas cuantas penas. Para colmo, el mejor tema del disco viene en segundo lugar. ‘Good Sex’ es demasiado buena, una de esas canciones que todo artista desearía tener en su currículum (y no solo por su letra, en la que habla del “buen sexo” sin tapujos). Tiene un ritmo intenso, de esos que te invitan a bailar, y la canción va subiendo hasta llegar a un estribillo de lo más pegadizo (“But I’m still breathing with you baby/Yeah I’m still breathing with you babe”). Pero no vamos a decir que el resto del disco no valga para nada, porque no sería cierto. Con ‘Mexican Aftershow Party’ y su toque de funk sintetizado que tanto nos recuerda al Prince de los ochenta se saca otros as de debajo de la manga. También despliega su buen hacer en algún tema más rockero como ‘Bullshit Ballad’ (los fans de Broken Social Scene agradecerán esta canción), y en alguna que otra rareza deliciosa como ‘First In Line’.

Una de las cosas que no gustarán a sus seguidores más rockeros son los temas más épicos del disco. Y es que Mr. Drew quería hacer algo parecido a Arcade Fire y se ha quedado en U2 y Coldplay (curiosamente, son de lo mejor del disco). La fusión de épica y electrónica de ‘You Gotta Feel It’ funciona de maravilla (que se lo digan a Chris Martin y al nuevo single de su banda), y la grandilocuencia de ‘You In Your Were’ resulta realmente emocionante. Por no hablar de ese delicado corte electrónico llamado ‘And That’s All I Know’, con el que cierra el disco de una forma excelente. Lástima que tenga dos o tres canciones que están muy por debajo de estas, y a un millón de kilómetros de ‘Good Sex’.

To Top