Publicidad

Kasabian “Velociraptor!” (Sony Music, 2011)

Autor: | @talibanmusic_tm

kasabianvelociraptor Dos años después de su último disco Kasabian regresan con Velociraptor!, un disco de título agresivo con el que estos hooligans de Leicester recuperan la brillante senda iniciada en 2004 y que comenzó a torcerse con West Ryder Pauper Lunatic Asylum (Sony Music, 2009), disco que a pesar de tener buenas canciones no terminó de convencer a los numerosos fans de Kasabian. Muchos temían que después del hype, los británicos comenzaban a autofagocitarse.
  A pesar de tan belicoso título, Velociraptor! suena calmo y pausado. Abierto a ritmos más étnicos y bailables y a sutiles arreglos orquestales, pero sin abandonar la corriente post-brit pop, los británicos cumplen a la perfección en este cuarto disco con el pretendido relevo generacional de sus admirados Oasis. Y es que como ocurrió con la banda de los hermanos Gallagher, Kasabian son sus propios peores enemigos, inmersos en esa espiral de autodestrucción a la que les llevan las drogas y demás placeres de los que hablan en sus canciones.    Abriendo con un gong, con voces que recuerdan las oraciones de los mojes budistas y con una trompeta mariachi que hace de puente, "Let´s Roll Just Like We Used To" es una poderosa carta de presentación para "Days Are Forgotten", exuberante y desvergonzada, esencia del Madchester más ácido y volátil. Con esa peculiar sensibilidad para la épica, la psicodélicas "La Fee Verte" y "Noen Noon" recuerdan a Lennon y a Ray Davies. "Velociraptor!" es etílicamente celebrativa, rock bailable sensualmente gamberro y epicúreo. Vandalismo en estado puro. Pero si hablamos de sonido Manchester, "Acid Turkish Bath (Shelter From The Storm)" es la canción que más se ajusta a esos patrones, completamente arrebatadora y subversiva.   Con Velociraptor! Kasabian recuperan credibilidad, si bien la producción del propio Sergio Pizzorno y Dan The Automator les hace sonar a veces demasiado contenidos, iridiscentes pero sin teminar de encenderse, como si de una bombilla de bajo consumo de tratase. Dedicated follower of fashion.  

 

To Top