Publicidad

Karen Koltrane, Plantas de interior (Foehn 2014)

Autor:  | Google+ | @pinypondjs

Karen_Koltrane

Si la montaña no va a Mahoma, construiré una en mi casa / con corcho y con poliespán haré una reproducción del K2 al lado de mi mesita”.

Son los primeros versos que se cantan en el debut de Karen Koltrane, y podrían tomarse como toda una declaración de intenciones. Porque está claro que Ángel Valiente, máximo artífice del proyecto, anda sobrado para construirse el sólo la montaña que haga falta, aunque sea en el salón de casa y con materiales de Leroy Merlín.

Aunque su envoltorio lo-fi y homemade pueda engañarnos a primera escucha, Plantas de interior es un disco-montaña, de pulso ascendente y alcance infinito. De hecho, la cosa parte de unas maquetas grabadas a ratos libres por Ángel. como vía de escape de su trabajo como diseñador de muebles nórdicos en Oslo, (muy casero todo). En lugar de lanzarse a regrabar ese material que tenía entre manos, Ángel involucró a Joaquín Pascual para que le diera un toque presentable a base de pulir, remezclar y masterizar.

El buen olfato de los implicados hizo que esta obra tal cual nos llega ahora a través de Foehn records, mantenga el encanto primitivo y kitsch de una grabación de dormitorio, algo atípico en las producciones medias de synth-pop, donde cualquier jovenzuelo sin recursos suele dárselas de súper-productor. Eso realza el toque vintage y kraut de la maquinaria utilizada por Ángel, y hace que las canciones parezcan señales débiles que nos llegan de alguna civilización extraterrestre. Aunque, sin duda, la gran beneficiada de este tratamiento es la voz, cuyo susurro envuelto en ese polvo de bits contribuye al impacto emocional que nos producen las canciones. Es como si aquellos robots a los que cantaba Grandaddy en Jed the humanoid fueran ahora “made in Spain”.

Son tan solo seis canciones, veinticinco minutos que nos enseñan a encariñarnos con la idea de Karen Koltrane. Ahora nos resta estar pendientes de sus pasos futuros, y ver si el encanto no se romperá cuando tengan a su disposición mayores medios.

 

To Top