Publicidad

John Butler Trio, “Home” (Family, 2018)

Autor: | @sergiomiro

Puede resultar extraño tener que explicar quién es John Butler cuando su nombre lleva años apareciendo en la lista de los más ricos del mundo del espectáculo. El caso es que en España poco se sabe y se escucha de un hombre que lleva siete discos publicados, que en su Australia natal acumula los números 1 y en Estados Unidos tiene una base de fans dispuesta a comprar sus discos y acudir a cuantos conciertos suyos se pongan a tiro (un poco como Dave Matthews, que tampoco ha conseguido trasladar a Europa el estatus del que goza en su país).

¿Eres de los que al ver la última versión de “Ha nacido una estrella” se preguntaba a qué tipo de artista estaba recreando Bradley Cooper y si era verosímil que un rockero de comedida barba descuidada, media melena y querencia al country llenase estadios hoy en día? Pues John Butler es tu respuesta. Con un tipo de vida aparentemente más sana, el australiano encarna a ese tipo de rockero que por aquí ya parece reservado para alguna fantasía de un Hollywood ligeramente desfasado. Pero el caso es que de desfasado nada. El hombre la peta mucho, y encima en este “Home” ha decidido actualizar su sonido –sin pasarse-, introduciendo unos cuantos sintetizadores. Incluso en el tema titular deja los agudos rítmicos a cargo de ese tipo de Hi-Hat electrónico tan querido por los productores de trap.

Ya puestos a meternos en la música de este buen hombre, que siempre está impecablemente ejecutada y producida, sin hueco para demasiadas aristas, yo le prefiero cuando se pone más purista y deja que sea el sonido de su trio el que domina la situación, o cuando se lanza a uno de sus fantásticos solos, ya sea de guitarra o de banjo. No en vano, hablamos de alguien que le puso Banjo de nombre a su hija. Sí, de esa clase de artista.

Pero muchos de esos cambios sonoros eran casi necesarios en la cabeza de Butler, porque “Home” no podía ser un disco más en su carrera. Conocido por sus letras políticas y reivindicativas, por una vez el artista ha decidido mirar hacia su interior, casi como una terapia para luchar contra los demonios de una ansiedad que sólo ha podido ir curando a base de cambiar las largas giras por tiempo cerca de su familia. De ahí que gran parte de esta nueva aventura musical la recorriese en solitario antes de finalmente llamar a los dos escuderos del trio para que completasen la faena. De ahí que sea un disco que esconde en lo calculado y épico de su producción a un artista que se muestra a corazón descubierto ante sus fans. Ese camino, de paso, le puede resituar en el mismo tipo de mercado internacional donde artistas como George Ezra y Ed Sheeran campan a sus anchas.

Valoración: 6

To Top