Publicidad

Jaakko Eino Kalevi, Jaakko Eino Kalevi (Domino 2015)

Autor: | @sergiomiro

jaakko_eino

Finlandés, y a mucha honra. Por si Jaakko Savolainen pudiera parecer un nombre demasiado sencillo de memorizar, para dar el salto internacional a través del sello Domino, nuestro protagonista ha decidido aferrarse a su nom de plume Jaakko Eino Kalevi, tomado como referencia al épico poema Kalevala, todo un tesoro literario de su país natal.

Consciente, quizás, de que no nos estaba poniendo las cosas demasiado sencillas, su homónimo disco comienza con una canción que convierte su nombre en un galáctico y pegajoso estribillo.
Hechas las consabidas presentaciones, ya podemos introducirnos en el sugerente mundo de Jaakko: un soft-pop ligeramente psicodélico y repleto de sintetizadores setenteros que bebe tanto de Jean Michel Jarre como de los Air más inspirados, donde no faltan las baterías muteadas ni el ocasional solo de saxo sin prejuicios.

Dice la biografía de Jaakko que la llamada de la música le llegó a través del metal progresivo de Dream Theater, una influencia de la que, visto el tono placentero y espacioso de su grabación (factor en el que colabora decisivamente el papel de Nicolas Vernhes en las mezclas) ahora solo puede quedarle su apolínea melena y cierta querencia por los largos desarrollos instrumentales.

Las decisiones estilísticas que marcan su proyecto, lo sitúan, curiosamente, como perfecto compañero de las exitosas aventuras actuales de Tame Impala.

To Top