Publicidad

Igloo, 04.El Conjunto Vacío (Ernie Records 2013)

Autor: | @talibanmusic_tm

iglooconjunto

A veces le damos mil vueltas a las cosas. Nos enfrascamos en desvelar misterios, en buscar fórmulas magistrales y en despejar ambiciosas ecuaciones matemáticas. A veces las cosas son más sencillas de lo que parecen: el único subconjunto del conjunto vacío es él mismo, no hay más. Las buenas canciones engendran buenos discos, esa es la única fórmula, e Igloo llevan años haciendo discos redondos, álbumes absolutamente enormes. De este modo 04.El Conjunto Vacío (Ernie Records, 2013) reincide en esa vieja e infalible fórmula: perfección, honestidad, trabajo y tesón. Los cambios en la formación no han podido minar un camino dirigido indiscutiblemente hacia el éxito, tal es la obstinación de los gallegos Igloo.

Para este cuarto álbum, Igloo han pretendido recuperar el sonido de su fantástico segundo disco La Transición De Fase (Ernie Records, 2009) y para ello lo han grabado en El Laboratorio Criogénico (Caldas de Reis) y lo han mezclado en Planta Sónica 2 (Vigo), elegante trabajo realizado por Alber Castro Amarelle. La producción final ha corrido a cargo de el propio Beni Ferreiro y Adolfo Langa (La Catedral Sumergida) y la masterización por Jordi Gil en los estudios Sputnik de Sevilla (¡qué cantidad de grandes trabajos han salido de esa casa!). El resultado final es de un sonido apoteósico. Rocoso y frágil a la vez, limpio y enfundado en múltiples disfraces sónicos. Otro disco redondo de los gallegos, preñado de canciones preciosas.

Con una mezcla de angustia existencial y de amargura por la conformidad de las generaciones actuales (las hipotéticamente mejores preparadas de la historia), 04.El Conjunto Vacío está repleto de frases lacerantes, de bofetadas al aire y de dedos que se introducen en heridas que escuecen. Hastío y evasión, rendición ante un inminente apocalipsis. Entre tanta oscuridad, temas como “Han Solo”, “HADA” (inspirada en un relato de Edgar Allan Poe) o “Mi gran evasión”, destacan por su fuerza y solemnidad. Beni Ferreiro, Pablo López Juan, Fran Rodríguez y Juanma Fernández son el motor de esta máquina de fabricar relámpagos, con la ayuda de los insignes Paco Román (Neuman), César Quero y Javier Ajenjo (Yani Como), o Adolfo Langa (La Catedral Sumergida), entre otros.

Para terminar de redondear el resultado final, el diseño del cd es espectacular. Con fotos de Carlos Magariños, Verónica Gómez y Xabier Guimarey, el libreto está realizado con pegatinas transparentes para que realices manualmente el montaje final. En este video puedes ver cómo montarlo:

To Top