Publicidad

“I know you’re married but i’ve got feelings too” de Martha Wainwright

Autor: | @adolf_ito

Con ese apellido ya es difícil pasar desapercibida, sobre todo cuando se tiene un hermano que, además de ser un gran músico, es capaz de calzarse unos tacones más altos que los que pueda usar ella. Estamos seguros que Martha está de vuelta de las idiosincracias musicales de la familia y lleva de maravilla lo de ser la hermana de Rufus, la hija de Loudon Wainwright III y de Kate McGarrigle y la sobrina de Anna McGarrigle, todo un espectacular árbol genealógico lleno de artistas. Tras colaborar con su madre y su tía en uno de los trabajos de ambas, Martha dedice grabar su propio material y dar comienzo a su aventura musical, carrera que recupera en este 2008 con un segundo álbum titulado "I Know You're Married But I Have Feelings Too".
Con ese apellido ya es difícil pasar desapercibida, sobre todo cuando se tiene un hermano que, además de ser un gran músico, es capaz de calzarse unos tacones más altos que los que pueda usar ella. Estamos seguros que Martha está de vuelta de las idiosincracias musicales de la familia y lleva de maravilla lo de ser la hermana de Rufus, la hija de Loudon Wainwright III y de Kate McGarrigle y la sobrina de Anna McGarrigle, todo un espectacular árbol genealógico lleno de artistas. Tras colaborar con su madre y su tía en uno de los trabajos de ambas, Martha dedice grabar su propio material y dar comienzo a su aventura musical, carrera que recupera en este 2008 con un segundo álbum titulado "I Know You're Married But I Have Feelings Too". Pop, folk, rock y poesía que se dan la mano de forma exquisita en algunas de las composiciones de este trabajo. Martha se ha rodeado de colaboradores de la talla de Pete Townshend (The Who), Donald Fagen (Steely Dan) o Garth Hudson (The Band), y como no, de gran parte de la family antes citada. "Bleeding all over your", "You cheated me", "Hearts Club Band", "So many friends", "The George Song", "Jimi" o "See Emily Play" son la muestra de que Martha va camino de convertirse en una estupenda cantautora, otra artistaza (para variar) con ese sinónimo de calidad artística que conlleva un apellido como el de Wainwright.  
To Top