Publicidad

I Am Dive “Ghostwoods” (Foehn Records 2012)

Autor: | @talibanmusic_tm

IAmDiveGhostwoods

Al fin llegó. Por fin está aquí Ghostwoods, uno de los debuts más esperados de un grupo nacional en los últimos años. Después del interés creado con cada entrega en forma de ep (cuatro hasta la fecha) durante algo más de un año, periodo en el que I Am Dive ha evolucionado para convertirse en un proyecto que ha ido creciendo, hasta tener un discurso mucho más electrónico e innovador que cuando comenzó, por fin Foehn nos presenta el primer disco de Ios sevillanos. 


Entre lo fantasmagórico y lo onírico, a medio camino entre el folk y el post-rock, Ghostwoods añade a la ecuación, electrónica melancólica y afligida. Sutil banda sonora de largos paseos al amanecer, con Ghostwoods I Am Dive abandonan los páramos y los bosques helados para conquistar la ciudad, en un viaje iniciático en el que las luces y los destellos de colores no nos consiguen despistar de la verdadera finalidad del viaje: alcanzar la belleza con sus canciones.

A caballo entre la grabación doméstica y la grabación de estudio, Ghostwoods se grabó casi en su totalidad en los estudios La Mina de Sevilla por Raúl Pérez (con quien han grabado otros artistas de Foehn Records como ÚrsulaMarina Gallardo o Tannhäuser) y la propia banda. El álbum se mezcló por Raúl Pérez en La Mina y lo masterizó Nils Frahm en Berlin.

Majestuoso y elegante, Ghostwoods se desespereza brillantemente con su primer single “Mount Eerv”, esqueleto folk aderezado con destellos sonoros que sobrecogen con cada escucha. La portentosa voz de Esteban Ruiz encaja a la perfección con la de la fotógrafo del grupo Elo Vázquez (puedes ver su trabajo en www.helloelo.net), en la delicada “Dixie”, quizás la pieza mas bella de Ghostwoods. Pocos saben que “Dixie” es la canción más antigua de I Am Dive. Compuesta hace más de diez años, esta bella canción es fruto de una antigua historia sobre un caballo, que Esteban escuchó en un viaje a USA. Con algo de llanto y de exorcismo inconcluso, "Winter&Spring" hace de intro de "A new heart to break", preciosa canción folk que cuenta con la melódica de Armando Jiménez (vocalista de Blacanova). Loops, sintes, drones y las toneladas de delay marca de la casa, crean el muro de sonido sobre el que se aposenta "Ghostwoods". Otra vieja amiga de la banda, "Summer Camp" crece y se expande infinita, para cerrar el disco antes de los bonus tracks "The purpose of forgetting things & people" y "The lake waits for me". 

Ghostwoods confirma lo que muchos ya sospechábamos, que I Am Dive son una de las propuestas más interesantes del panorama nacional. Y esto no ha hecho más que empezar a rodar. Cuando el río suena...

 

.
To Top