Publicidad

The Horrors, “Luminous” (XL, 2014)

Autor:  | Google+ | @curtillo

thehorrorslimunous

No cabe duda de que la transformación de The Horrors ha sido de las más inteligentes y coherentes de los últimos años. Los de Southend han sabido quitarse el lastre de banda punk que daba más importancia a su imagen que a sus canciones, y en sus últimos trabajos han seguido una progresión que culmina en este “Luminous”.

El cuarto álbum de The Horrors reincide en el sonido post-punk que sobrevolaba en casi todo su anterior trabajo, pero no repiten la fórmula. Podríamos decir que la mejoran, porque le han perdido el miedo a meter un buen estribillo directo y resultón. Además, de vez en cuando sueltan alguna que otra línea épica de teclado que te deja del revés. Antes manejaban bien las texturas de las canciones, y ahora también saben cómo hacer que esas canciones se conviertan en un hit. Un claro ejemplo es ‘So Now You Know’, que, muy acertadamente, presentaron como segundo single. Es un corte con un ritmo pausado, muy en la línea de aquel ‘Still Life’ de su anterior trabajo, pero con el estribillo más directo que han hecho nunca –uno casi se los puede imaginar en un estadio ante miles de personas coreando “So Now You Know/Turn Away/So Now You Know/Turn Away/And Now You Know/ You Can Mean What You Say”–. Lo bueno es que no es la única: ‘Chasing Shadows’, con sus aires de Manchester y ese toque bailable, también suena de miedo; y en la resultona ‘First Day Of Spring’ juegan a ser una banda de pop. Si querían quitarse de encima las comparaciones con Simple Minds, con este tipo de canciones no lo van a conseguir, pero hacen bien.

Por otro lado, parece que en este trabajo también han querido plasmar su amor por la música electrónica. Solo así se entiende un corte como ‘In And Out Of Sight’, que se recrea en la electrónica que hacían bandas como The Beloved o 808 State a finales de los ochenta. Y es que tienen muy claro que ese periodo musical comprendido entre 1986 y 1990 es su principal fuente de inspiración. Otro ejemplo claro es ‘I See You’, que con sus siete minutos espectaculares, nos recuerda que en Manchester hubo una escena que nadie debería olvidar. También se atreven con el shoegaze perezoso de ‘Jealous Sun’, que bebe directamente de los primeros My Bloody Valentine, aunque con un toque un tanto más melódico, y olvidándose del sonido a lata de estos.

Uno de los fallos de The Horrors es lo mucho que les cuesta redondear sus discos. En los últimos temas suelen perder un poco de fuelle, y “Luminous” no es una excepción. Sus tres últimos cortes están por debajo del resto del álbum. Por alguna extraña razón han dejado tres temas excesivamente reposados para el final y, aunque el cierre con ‘Sleepwalk’ (otra vez el recuerdo de Simple Minds) se deja escuchar, no producen las mismas buenas sensaciones que los primeros cortes. Es una lástima que, ahora que parece que han dado con su sonido, no consigan mantener el listón en todas las canciones. Aún así, en este disco hay un buen número de buenos temas.

To Top