Publicidad

Holy Ghost! “Dynamics” (DFA, 2013)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Holy-Ghost-Dynamics

El sello DFA se ha quedado un tanto huérfano tras la disolución de LCD Soundsystem, y ahora necesita que otros grupos lo lleven a lo más alto. Uno de ellos es Holy Ghost!, el dúo de Brooklyn que sorprendió a medio mundo con su primer trabajo. Ahora vuelven con un segundo álbum mucho más abierto al pop y que contiene dos o tres de los hits de 2013.

Dynamics” bebe tanto de New Order y del pop electrónico de los ochenta, como del disco y del dance más propios del sello donde residen. De todos modos, hay una clara tendencia hacia el estribillo y la canción pop más convencional –de hecho, se ve un claro intento por salirse de la etiqueta de grupo dance–. Y no se les da nada mal el pop, pero resulta curioso comprobar que lo mejor de sí mismos lo dan en un tema claramente DFA como Dumb Disco Ideas, y uno se queda pensando si no deberían haber seguido por esos derroteros. Quizá este sea su mayor problema, que esta oda a la música disco, con su cencerro y con su segunda parte tan inmensa (ese “Put it off, and off, and wait, and wait for another day” es uno de los estribillos del año), es insuperable. Todo lo que hay antes y después no le llega a la suela de los zapatos, pero sí es cierto que hay cosas muy majas.

Otro de los puntos fuertes del álbum es Okay, el tema que lo abre y single de presentación. Aquí es donde más miran hacia atrás, y se meten en el mundo del synth-pop con una canción que podrían haber firmado Yazoo o The Human League. Les ha quedado de maravilla, la verdad. Lo mismo que con Don’t Look Down, donde se ponen las hombreras, se cardan el pelo y se convierten en nuevos románticos. Es una canción muy pop y muy sintética, en la que no tienen ningún problema en ponerse ñoños. Hacen bien, ya que con la melancolía y el estribillo ñoño han conseguido hacer una de las mejores canciones del disco. Algo parecido pasa con Changing of the Guard, donde vuelven a estar muy cómodos con estas influencias tan desconcertantes, y se sacan de la manga otro tema para poder bailar y cantar a la vez, que de eso se trata.

Si nos vamos al otro lado, al lado neoyorquino del asunto, el lado DFA, también nos encontramos con cosas muy interesantes. Se pueden destacar Dance a Little Closer (soy como las ovejas: me ponen un cencerro y ya me tienen ganado) y, sobre todo, Bridge and Tunnel. Este último tema tiene un toque disco que engancha de buenas a primeras y, además, casi se puede respirar el aire de la ciudad de los rascacielos con tan solo escucharla. Y es que el título y el estribillo (“Back to NYC”) ya presagian que estamos ante un homenaje a su ciudad.

No todo resulta interesante en el disco. Se les ha ido la mano con alguna balada que otra (sí, han hecho baladas), que rompen la línea del disco. Estoy hablando de It Must Be the Weather, que se va a los seis minutos y resulta muy aburrida, y de I Wanna Be Your Hand, que es un poco más atractiva (es más corta), pero tampoco es para tirar cohetes. Deberían plantearse olvidarse de estos temas tan estándar e irse hacia el synth-pop y el sonido DFA, que es lo que mejor saben hacer.

To Top