Publicidad

Gaggia “Caballo” (Spyro 2011)

gaggiacaballo

"Caballo" es el álbum de debut de Gaggia, un disco de rock cargado de soberbia y descaro, con el que los sevillanos se presentan en sociedad. Gaggia se visten para su debut con la camiseta de Spyro Records, sello del recién llegado a la ciudad Alberto Cañizares, tras el que se oculta el trabajo en la sombra de Jesús Chávez, capo de los Estudios El Pelícano de Mairena del Aljarafe y padre espiritual de la familia Spyro, compuesta entre otros por Neorama, Cerebral, Robot o The News.gaggiacaballo

"Caballo" es el álbum de debut de Gaggia, un disco de rock cargado de soberbia y descaro, con el que los sevillanos se presentan en sociedad. Gaggia se visten para su debut con la camiseta de Spyro Records, sello del recién llegado a la ciudad Alberto Cañizares, tras el que se oculta el trabajo en la sombra de Jesús Chávez, capo de los Estudios El Pelícano de Mairena del Aljarafe y padre espiritual de la familia Spyro, compuesta entre otros por Neorama, Cerebral, Robot o The News.


Gaggia es una rara avis, un cruce bastardo de sonidos, capaz de sonar a la vez a Manchester y al rock andaluz de los 70 y salir casi siempre airoso de tan extraña cópula. "Caballo" está cargado de melodías  deudoras de los primeros Oasis ("Veneno") y de ritmos bailables que nos hacen echar la vista atrás y recordar a Joy Division o The Stone Roses ("La Cabaña"). La voz de Neno recuerda a la de Bunbury o Jim Morrison, aunque por momentos se carga con un timbre que aflamenca las rocosas composiciones de la banda. "...nosotros somos la victoria, es toda nuestra...", canta Neno pretenciosamente en "Buscando Enemigos", canción que podría ser toda una declaración de intenciones de lo que significa "Caballo" para el grupo sevillano. "Monstruo", está cargada de un bello dramatismo, de una bruma tenebrosa y unos potentes y bailables riffs, pero es quizás en el medio tiempo de "Miraré hacia otro lado", o en "Volveremos" con su hipnótica cadencia, donde reside la caótica belleza de "Caballo". Si, la soberbia es un pecado capital. Pero amigos, en "Caballo" no vais a encontrar ningún ademán apologético, más bien los chicos de Gaggia os van a mirar a los ojos con insultante chulería, mientras os sueltan eso de que si quiereis os quedais y si no, os largais. Actitud.

Ana Laan, “Camino del agua” (Autoeditado 2018)

Montar un estudio casero procurando que en él penetre la luz del día. Poner en la sala de... Leer más

Putochinomaricón, “Corazón de cerdo con ginseng al vapor” (Elefant Records, 2018)

No cabe duda de que Chenta Tsai , más conocido como Putochinomaricón , es una de las sensaciones... Leer más

Alborotador Gomasio, “Luz y resistencia” (Limbo Starr, 2018)

Las guitarras feroces contrapuestas contra unas melodías vocales tozudamente poperas siguen... Leer más

Soleá Morente, “Ole Lorelai” (Sony 2018)

Antes de fallecer el gran Enrique, la carrera artística de su hija Estrella Morente ya estaba... Leer más

Hinds, “I Don’t Run” (Lucky Number, 2018)

Lo que han conseguido las Hinds es digno de elogio. Con apenas unos años de vida, la banda... Leer más

Khruangbin, “Con todo el mundo” (Dead Oceans 2018)

Lo de relajarse con música “chill out” ya es de viejunos. Ahora si quieres bajar un poco tu... Leer más

Escuelas Pías, “Mapa espacial para personajes secundarios” (El Genio Equivocado, 2018)

Hace casi dos años que Escuelas Pías editaron “Nuevas Degeneraciones ”, un excelente álbum... Leer más

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats, “Tearing at The Seams” (Stax, 2018)

Siguiendo la máxima de “si algo no está roto, no lo arregles”, Nathaniel Rateliff y su... Leer más

To Top