Publicidad

Gaggia “Caballo” (Spyro 2011)

gaggiacaballo

"Caballo" es el álbum de debut de Gaggia, un disco de rock cargado de soberbia y descaro, con el que los sevillanos se presentan en sociedad. Gaggia se visten para su debut con la camiseta de Spyro Records, sello del recién llegado a la ciudad Alberto Cañizares, tras el que se oculta el trabajo en la sombra de Jesús Chávez, capo de los Estudios El Pelícano de Mairena del Aljarafe y padre espiritual de la familia Spyro, compuesta entre otros por Neorama, Cerebral, Robot o The News.gaggiacaballo

"Caballo" es el álbum de debut de Gaggia, un disco de rock cargado de soberbia y descaro, con el que los sevillanos se presentan en sociedad. Gaggia se visten para su debut con la camiseta de Spyro Records, sello del recién llegado a la ciudad Alberto Cañizares, tras el que se oculta el trabajo en la sombra de Jesús Chávez, capo de los Estudios El Pelícano de Mairena del Aljarafe y padre espiritual de la familia Spyro, compuesta entre otros por Neorama, Cerebral, Robot o The News.


Gaggia es una rara avis, un cruce bastardo de sonidos, capaz de sonar a la vez a Manchester y al rock andaluz de los 70 y salir casi siempre airoso de tan extraña cópula. "Caballo" está cargado de melodías  deudoras de los primeros Oasis ("Veneno") y de ritmos bailables que nos hacen echar la vista atrás y recordar a Joy Division o The Stone Roses ("La Cabaña"). La voz de Neno recuerda a la de Bunbury o Jim Morrison, aunque por momentos se carga con un timbre que aflamenca las rocosas composiciones de la banda. "...nosotros somos la victoria, es toda nuestra...", canta Neno pretenciosamente en "Buscando Enemigos", canción que podría ser toda una declaración de intenciones de lo que significa "Caballo" para el grupo sevillano. "Monstruo", está cargada de un bello dramatismo, de una bruma tenebrosa y unos potentes y bailables riffs, pero es quizás en el medio tiempo de "Miraré hacia otro lado", o en "Volveremos" con su hipnótica cadencia, donde reside la caótica belleza de "Caballo". Si, la soberbia es un pecado capital. Pero amigos, en "Caballo" no vais a encontrar ningún ademán apologético, más bien los chicos de Gaggia os van a mirar a los ojos con insultante chulería, mientras os sueltan eso de que si quiereis os quedais y si no, os largais. Actitud.

Cymbals Eat Guitars, “Pretty Years” (Synderlin, 2016)

cymbals-eat-guitars-pretty-years

Con lo bien que pintaban las cosas para Cymbals Eat Guitars cuando comenzaron (ser nombrados... Leer más

El Lado Oscuro de la Broca,”Poderosa” (El Genio Equivocado, 2016)

elladooscurodelabroca

Si en vez de El Lado Oscuro de la Broca se llamasen The dark drills —The dark side of the... Leer más

Mykki Blanco, “Mykki” (!K7 Records, 2016)

Estamos en una sociedad de barreras difusas y multiplicidad de opciones de identidad. Tomemos a... Leer más

Syd Arthur, “Apricity” (Caroline, 2016)

Resulta imposible mencionar Canterbury en una conversación sobre música sin que salga a... Leer más

Katy Goodman & Greta Morgan, “Take It, It’s Yours” (Polyvinyl Records, 2016)

No es fácil plantarse ante diez canciones ajenas y darles una personalidad propia. Y mucho... Leer más

Michael Kiwanuka, Love & Hate (Polydor 2016)

Permítanme que empieza quitándole el foco al protagonista. Hablemos de las coristas. Ya el... Leer más

Ablebody, “Adult Contemporaries” (Lolipop Records, 2016)

Puede que el líder y compositor de The Pains of Being Pure at Heart sea Kip Berman , pero el... Leer más

Rusos Blancos, “Museo del romanticismo” (I*M Records, 2016)

Rusos Blancos lo han vuelto a hacer. Tenemos entre manos un disco de pop con mayúsculas, una... Leer más

To Top