Publicidad

François & The Atlas Mountains, “Solide Mirage” (Domino 2017)

Autor: | @sergiomiro

Los trayectos vitales de Fránçois Merry explican mucho sobre el tipo de artista que es hoy en día: nacido en Francia, desarrollado como músico de pop en Bristol (donde reclutó a sus primeros Atlas Mountains) y recientemente establecido en Bruselas, capital histórica del sueño Europeo y epicentro de algunas de las pesadillas sociales y políticas más inquietantes de los últimos años. No es de extrañar que Solide Mirage, quinto disco que publica con su proyecto, y tercero publicado con la todopoderosa del indie Domino, posea al mismo tiempo cualidades poperas en la mejor tradición sajona, un deje inconfundiblemente “chansonero” en las interpretaciones vocales (en Apocalypse á Ipsos podríamos estar escuchando a un primerizo Dominique A), un sano influjo de músicas africanas en muchas de las guitarras (a una manera más integrada y europeista que lo que solía ser habitual, por ejemplo, en Vampire Weekend), y unas letras en francés repletas de preocupaciones y reivindicaciones de índole social y político.

El disco se beneficia también de la producción de Ash Workman, que aquí deja impronta de sus experiencias tanto en el baile elegante de sus trabajos para Metronomy como en el pop exquisito afrancesado con Christine & The Queens. Lástima que la parte bailable esté muchas veces contenida y que tan sólo se desate en la fantástica Ápres Aprés, lo más “dance floor friendly” del disco.

De hecho, para ser una banda que se mueve en el contexto indie pop y que, deducimos, quiere pujar en el mercado festivalero imperante, gran parte de este Solide Mirage resulta demasiado etéreo o delicado. De ahí que muchos hayan destacado como gran rareza del disco Béte Morcelée, donde la banda saca toda la oscuridad que estaba reprimiendo para generar los dos minutos más punk de los que es capaz. No les auguramos un gran futuro en ese campo, que imaginamos que dejarán como anécdota, pero sí apostamos por que balanceen mejor las intensidades en trabajos futuros para terminar de consolidarse como refrescante y definitiva alternativa al indie angloparlante imperante.

 

Valoración: 7

To Top