Publicidad

Foxygen, “Hang” (Jagjaguwar, 2017)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Es posible que Foxygen sean uno de los grupos más irregulares de la actualidad, al igual que es posible que dentro de un año se vuelvan a separar. Pero, precisamente, ese es uno de los encantos del dúo californiano. Sus conciertos son una locura –o una mierda, según por donde se mire-, por cada dos canciones buenas, sacan otras dos horrorosas, y nunca sabes por donde va a ir su siguiente aventura. Aun así, todavía son capaces de sorprendernos con un nuevo trabajo notable.

Una de las cosas buenas que tiene “Hang”, es que no hay una sola canción sobresaliente. Sí, no me he vuelto loco, pero es así. Aquí no hay un ‘San Francisco’ que eclipse al resto de temas, pero sí es su disco más coherente. Para empezar, porque se han marcado una especie de ópera-rock, al más puro estilo de los setenta, en el que todas las canciones cuadran. Además, aparecen nuevas influencias, que eso siempre viene bien.

El quinto álbum de los norteamericanos se abre con ‘Follow the Leader’, un corte en clave de soul-pop, con el que dejan claro que viven en la década equivocada. Todo en “Hang” evoca a los setenta, y de esos años son sus mayores influencias. Tan solo hay que pasar a ‘Avalon’, la siguiente canción, y escuchar como fusionan a los ABBA más rock, con una especie de charleston moderno. Y es que, este trabajo bien podría ser la banda sonora de un musical. Un musical donde también hay cabida para la épica contenida, como bien demuestran en ‘America’ y en ‘Upon a Hill’. Incluso también hay tiempo para recordar al Elvis de aquellos años, y hacer un corte grandilocuente como ‘Trauma’.

Más arriba comentaba que no una canción sobresalga entre todas, pero sí hay una que se queda cerca. Esa es ‘On Lankershim’, que es un corte de pop directo, en el que no se andan por las ramas. No es largo, tiene un estribillo molón, y cuenta con una parte final orquestal que es una maravilla. Aun así, y con todos estos ingredientes, le falta algo de tirón para convertirse en un hit en potencia.

Teniendo en cuenta que, hace apenas un año, estaban separados, este “Hang” no está nada mal. Es un buen regalo para sus seguidores, y una puerta abierta para los que nunca han terminado de entender su forma, tan particular, de ver el mundo de la música.

Valoración: 7,6

To Top