Publicidad

Flake Music, When you land here, it´s time to return (Sub Pop 2015)

Autor: | @sergiomiro

Flake_Music

No se le esconde a nadie que el reconocimiento artístico es un club de acceso restringido, y que por cada artista que llegue a nuestros oídos, hay otros cientos igual de talentosos que se quedan en el camino. La señal más inequívoca de que alguien “lo ha logrado” es cuando se pone a nuestra disposición, no solo su obra creada durante su etapa de gloria, sino también a aquellos trabajos que realizó cuando solo dos o tres gatos sabían de su existencia.

Así, ahora sabemos que antes de The Shins, o antes de que James Mercer diversificase sus tareas dando forma a Broken Bells junto a Danger Mouse, hubo una banda llamada Flake Music, donde se juntaron prácticamente los mismos que luego darían forma a los primeros Shins.

Solo publicaron un disco, grabado en 1997, que ya fue reeditado en aquella época en la que Natalie Portman nos dijo que The Shins nos cambiarían la vida (cambiando con ello la vida de The Shins, paradójicamente), aunque ahora la excusa para asomarse a los primeros pinitos de Mercer & Co. es incontestable: tanto la portada como el sonido (mezcla y masterización) han sido puestos a punto en esta nueva edición para dar el pego de que estamos ante cualquier disco publicado en 2015.

Evidentemente, estas canciones no las firmaría así el Mercer de 2015 (ni, desgraciadamente, el de 2001). Aún no había alcanzado el matador olfato pop, y de vez en cuando se le escapaban unos manierismos del indie de la época (donde el peso de Pavement y R.E.M. era inevitable), por no hablar del incomprensible bajón en forma de las dos piezas instrumentales que completan un disco ya de por sí escaso en su duración.

Con todo, el genio de Mercer se asoma aún en su estado primigenio, y podemos identificarlo plenamente en muchos momentos, sobre todo en las canciones Spanway hits y en la proféticamente titulada The Shins. También está presente su inconfundible voz, una de las armas que separaron a los de Albuquerque de tantas otras bandas que intentaron moverse en un terreno cercano al suyo.

Además, el tiempo nos ha enseñado que de Mercer se tiene que aprovechar todo, que está feo tirar los destellos de encanto que se pueden encontrar en todo lo que produce, así que damos las gracias a Sub Pop por volvernos a dar la oportunidad de volvernos arqueólogos de la historia reciente del pop independiente.

To Top