Publicidad

Father John Misty, “God’s Favorite Customer” (PIAS, 2018)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Pure Comedy”, el anterior álbum de Father John Misty, fue un tour de force en toda regla. Excesivo, tanto en duración, como en pretensiones, no había quien se lo tragara de una tacada. Por eso se agradece que, en su nuevo trabajo, haya optado por ir más directo al grano y no empachar con sus canciones. “God’s Favorite Customer” es un disco inmediato, y sus 38 minutos saben a gloria en comparación con los 74 de su anterior obra. Es más, tiene pinta de que ha tardado tan poco en sacarlo, por la acogida tan tibia de esa “comedia pura”.

En el fondo, Josh Tillman es un compositor de baladas clásicas y un artista que se siente muy cómodo emulando a los grandes de este género. Resulta innegable que el norteamericano es un gran seguidor de Elton John, y que sus canciones al piano van por ahí. Este instrumento es el gran protagonista del álbum, y es fácil adaptarse al tono acogedor que tienen la gran mayoría de sus temas. Solo hay que escuchar lo bien que se le da reproducir estos sonidos en cortes como ‘Hangout at the Gallows’, ‘Just Dumb Enough to Try’ o ‘We’re Only People (And There’s Not Much Anyone Can Do About That)’, que son excelentes. Y si ya nos vamos al mundo de la balada épica, nos encontramos con que ‘Please Don’t Die’ y ‘Disappointing Diamonds Are the Rarest of Them All’, en las que se mete de lleno en mundo orquestal, son maravillosas.

Dentro de su faceta más animada también hay algunas cosillas. Es el caso de ‘Mr. Tillman’, un excelente medio-tiempo en el que vuelve a sacar a paseo a su alter ego en la que, ya es una de las mejores canciones de su carrera. Pero, quizá, el tema más sorprendente del disco, sea ‘Date Night’, donde el piano se acelera y la guitarra ruge un poco, llevando al norteamericano a terrenos más rockeros. Y oye, le sientan muy bien.

No todo es oro lo que reluce en “God’s Favorite Customer” (‘The Palace’ es infumable), pero gran parte sí, y eso ya es todo un logro viniendo de uno de los artistas más prolíficos de la actualidad.

Valoración: 8

To Top