Publicidad

Exsonvaldes “Lights” (Interferer Periscope – Green Ufos 2013)

Autor: | @sergiomiro

exsonvaldeslights

Nos gusten más o menos, lo hayan hecho con cuña o no, hay que reconocer el mérito que tienen Phoenix por haber llegado a su estatus actual, partiendo desde Francia y dándole al pop en inglés (de todos es sabido la aversión que tienen los sajones a admitir en su reino a un foráneo que encima intenta jugar con las reglas que ellos mismos inventaron). Si desde aquí llama la atención, imagino que para cualquier banda francesa con un mínimo de ambición, el de Phoenix será un caso de estudio a imitar milimétricamente.

Esa podría ser la razón por la que Exsonvaldes hayan optado por “phoenixar” su sonido para Lights, su cuarto álbum. Poco o nada queda del power pop melancólico al estilo de Alex Chilton que destacamos en indienauta al hablar de su recomendable Near the Edge of something beautiful (2009).

Los de ahora son Exsonvaldes con esteroides, apoyados en sonoridades de electrónica ligera, o haciendo que sus guitarras y batería funcionen casi como si de máquinas se tratase (incluso el único tema de pulso lento y vocación de apelar a sentimientos más personales, Seahorses, tira de sintetizadores y marca el ritmo  con un discotequero bombo a negras contante).

Cuando el abandono hacia el hedonismo se les va de las manos, llega el único patinazo de evidente, esa tontería llamada Action (y su estribillo: “Every action needs reaction”. ¿En serio?). Más lograda les quedó Guns, que uno hasta podría imaginar en el nuevo disco de Franz Ferdinand.

Sin embargo, no han perdido su instinto melódico, y una vez olvidamos su pasado podemos disfrutar de Lights como un buen disco de power pop moderno, comenzando con la maravillosa Days (muestra de que podrían haber construido más canciones en torno a la guitarra), o con la rareza popera que da nombre al disco, donde se revelan como una especie de mezcla entre Ben Folds Five y los primeros Supergrass.

Otra novedad está en las tres primeras canciones que componen en su francés materno, de entre las que destacamos L´aerotrain, con su base rítmica decidida e imparable (un poco como los mejores hits de New Order), muestra clara de que si decidieran abandonar el inglés seguirían teniendo armas para defender sus encantos.

Basados en esos encantos, nos permitimos recomendar lo nuevo de Exsonvaldes, si bien aquí dejamos la advertencia para que no terminen de olvidar todo aquello que hizo que pusiéramos nuestra atención en ellos. Que no se fijen demasiado en Phoenix, que Phoenix solo hay uno y a algunos hasta nos empiezan a sobrar.

 

To Top