Publicidad

Elle Belga, Euforia (Gran Derby 2016)

Autor: | @sergiomiro

elle_belga_euforia

El cuarto disco del dúo formado por los asturianos José Luis García y Fany Álvarez representa la destilación total de todo lo que han hecho hasta ahora. Ya conocidos por el tono lúgubre y sosegado de sus composiciones (a su lado, Low parecen un grupo de verbena), en esta ocasión se han sometido a un más estricto proceso de limpieza, llegando a grabar multitud de arreglos que luego eran borrados si no demostraban ser fundamentales para el discurrir de la canción. Esto no ha dejado con unos Elle Belga reducidos a la mínima esencia, en una rara y sabia lección del poder de lo austero que, a su modo, nos recuerda al impacto que nos produjeron las primeras grabaciones de The XX.

Lo de que un disco así de inquietante lleve por título Euforia, con un grupo reivindicando ese estado por encima de la insuficiente felicidad, parece hasta una broma macabra, pero a medida que uno se adentra en él, llega a entender que la euforia no siempre tiene que ser el obvio equivalente del desenfreno y la sonrisa desbocada. Existe una euforia más emocional, que se trabaja desde nuestro interior, y estas piezas apelan a ella, con ese aire entre folclórico, medieval y slowcore en el que tan bien se maneja el dúo, y con letras que en apenas un par de frases se las apañan para sugerir mucho más allá de lo que las recurrentes alusiones bélicas pueden dar a entender en primera instancia.

Se trata de un discurso absolutamente unificado, lanzado en 30 intensos minutos y doce piezas bien diferenciadas a pesar de su coherencia general, con momentos repartidos entre la intensidad instrumental, los cantos a dúo, o los momentos para el lucimiento individual de las voces de Fany (especialmente conmovedora en ese testamento moral que es El juego) y José Luis.

El disco y la propuesta de esta banda son únicos en nuestro panorama, y eso es algo digno de ser aplaudido eufóricamente.

Valoración: 7,9

To Top