Publicidad

El Columpio Asesino “Diamantes” (Mushroom Pillow 2011)

diamantescolumpio

Curtidos en mil batallas, El Columpio Asesino son un grupo de excesos. Excesos que se traducen en una amalgama de efectismo sonoro y afecciones por lo amoral, en un abanico de historias truculentas que rayando lo bizarro, son contadas sin paños calientes.diamantescolumpio

Curtidos en mil batallas, El Columpio Asesino son un grupo de excesos. Excesos que se traducen en una amalgama de efectismo sonoro y afecciones por lo amoral, en un abanico de historias truculentas que rayando lo bizarro, son contadas sin paños calientes.


Diamantes es el cuarto disco de los pamplonicas, una historia de vicio nocturno y diversión lisérgica, en la que no cabe el corazón y solo hay abdomen y bajo vientre. Diamantes es un disco que cuenta una noche larguísima, una fiesta vivida con desenfreno donde tienen cabida la euforia y la bajona, el sexo en el baño, las drogas (MDMA y alcohol) y finalmente los remordimientos. Los excesos de los que hablábamos al comienzo.

Un zumbido distorsionado y un coro femenino nos recibe en "Perlas", dando paso a un ritmo sincopado marcado por una batería tratada, que nos comienza timidamente a hacer mover los pies. "Toro" une el punk y el baile, aglutinando potentes riffs y ritmos cadenciosos y posee uno de esos estribillos que quedará para la posteridad: "Te voy a hacer bailar toda la noche, nos vamos a dormir no quiero reproches, carretera y speed toda la noche".

Sofisticados e innovadores, Diamantes también tiene cierto regusto añejo, recordando en algunos pasajes a grupos de los ochenta como Los Nikis o Radio Futura, así "Dime que nunca lo has pensado" recuerda a "La Estatua del Jardín Botánico". La trémula "On The Floor" incita descaradamente al baile, con su compás incendiario y una vocalización que se arrastra entre tormentas de electricidad.

Diamantes es un disco profundamente reflexivo, donde hay angustia y urgencia, asfixia y claustrofobia bajo capas de superficialidad. Un punto de inflexión en la carrera de El Columpio Asesino.

Flamaradas, “Flamaradas al Prat” (El Genio Equivocado, 2017)

Lo primero es celebrar que existan proyectos como 4 Raons de La Capsa de El Prat de Llobregat .... Leer más

Algora, “Folclore del rascacielos” (El Genio Equivocado, 2017)

En los últimos años, Victor Algora ha estado sumergido en la electrónica de La Evolución del... Leer más

Kou Keri Kou “Kou Keri Kou” (El Genio Equivocado, 2017)

Esta nueva formación barcelonesa surge la reunión de un grupo de músicos que ya habían... Leer más

Health&Beauty, “No Scare” (Wichita/Pias, 2016)

El cantante y guitarrista Brian J. Sulpizio , lleva desde 2003 publicando música bajo el nombre... Leer más

Phantogram, “Three” (Republic, 2016)

Three ”. Efectivamente, tres. Es el número de discos que han tardado Phantogram en pasar de... Leer más

Anntona, “Internacional” (Everlasting Records, 2017)

Los artistas de talla internacional -excepto Bono de U2 - lo saben. El Fary lo sabía, Beyoncé ... Leer más

Nico Yaryan, “What a Tease” (Partisan/Pias, 2016)

Escuchar a Nico Yaryan engancha. La suya es una música sencilla, grabada con aparente humildad,... Leer más

Hibernales, “Tu casa, mi casa” (El Genio Equivocado, 2017)

Alguien tenía que salvarnos de Bertín Osborne . No podíamos permitirnos que lo hogareño, la... Leer más

To Top