Publicidad

El Columpio Asesino “Diamantes” (Mushroom Pillow 2011)

diamantescolumpio

Curtidos en mil batallas, El Columpio Asesino son un grupo de excesos. Excesos que se traducen en una amalgama de efectismo sonoro y afecciones por lo amoral, en un abanico de historias truculentas que rayando lo bizarro, son contadas sin paños calientes.diamantescolumpio

Curtidos en mil batallas, El Columpio Asesino son un grupo de excesos. Excesos que se traducen en una amalgama de efectismo sonoro y afecciones por lo amoral, en un abanico de historias truculentas que rayando lo bizarro, son contadas sin paños calientes.


Diamantes es el cuarto disco de los pamplonicas, una historia de vicio nocturno y diversión lisérgica, en la que no cabe el corazón y solo hay abdomen y bajo vientre. Diamantes es un disco que cuenta una noche larguísima, una fiesta vivida con desenfreno donde tienen cabida la euforia y la bajona, el sexo en el baño, las drogas (MDMA y alcohol) y finalmente los remordimientos. Los excesos de los que hablábamos al comienzo.

Un zumbido distorsionado y un coro femenino nos recibe en "Perlas", dando paso a un ritmo sincopado marcado por una batería tratada, que nos comienza timidamente a hacer mover los pies. "Toro" une el punk y el baile, aglutinando potentes riffs y ritmos cadenciosos y posee uno de esos estribillos que quedará para la posteridad: "Te voy a hacer bailar toda la noche, nos vamos a dormir no quiero reproches, carretera y speed toda la noche".

Sofisticados e innovadores, Diamantes también tiene cierto regusto añejo, recordando en algunos pasajes a grupos de los ochenta como Los Nikis o Radio Futura, así "Dime que nunca lo has pensado" recuerda a "La Estatua del Jardín Botánico". La trémula "On The Floor" incita descaradamente al baile, con su compás incendiario y una vocalización que se arrastra entre tormentas de electricidad.

Diamantes es un disco profundamente reflexivo, donde hay angustia y urgencia, asfixia y claustrofobia bajo capas de superficialidad. Un punto de inflexión en la carrera de El Columpio Asesino.

Raf Rundell, “The Adventures of Selfie Boy Pt. 1” (1965/Pias 2017)

Conocido sobre todo por formar equipo junto al JoeHot ChipGoddard en el dúo 2 Bears ,... Leer más

Broken Social Scene, “Hug of Thunder” (City Slang, 2017)

Quizá sea por las múltiples personalidades que forman la banda, pero el mundo de Broken Social... Leer más

Deep Throat Choir, “Be OK” (Bella Union, 2017)

El mundo coral ya se ha acercado con anterioridad al rock y al indie con estimulantes... Leer más

Nine Stories, “Cinéma Vérité” (Mont Ventoux, 2017)

Todo encaja en su sitio. Ya que Nacho Ruiz decidió (junto a Javier Peña ) no dar por muerta la... Leer más

Él Mató a un Policía Motorizado, “La Síntesis O’konor” (Limbo Starr, 2017)

Una sola escucha a “La Síntesis O’konor ” basta para comprobar que algo ha cambiado en el... Leer más

Lowly, “Heba” (Bella Union, 2017)

Simon Raymonde , el jefazo de Bella Union está totalmente entusiasmado con el potencial de Lowly... Leer más

Cameron Avery, “Ripe Dreams, Pipe Dreams” (ANTI, 2017)

Para quienes lo vemos y lo contamos desde miles de kilómetros de distancia, puede parecer que... Leer más

Baio, “Man of the World” (Glassnote, 2017)

Si hace un par de años te topaste con el debut en solitario de Baio , ya sabrás que el... Leer más

To Top