Publicidad

Edwin Moses “Cabrini Green” (Siesta 2012)

Autor: | @indienauta

edwynmosescabrini

A estas alturas de la película, las líneas que separan leyenda y realidad son cada vez más difusas. Es más, ya no nos importa; queremos creer a pies juntillas que existió una leyenda del soul llamada Edwin Moses (o Jamal Nafsum, si queremos respetar su nombre “liberado”), capaz de toserle con dignidad a contemporáneos suyos como Marvin Gaye o Isaac Hayes.


Poco importa que su música ahora sea prácticamente imposible de conseguir, y que tan sólo llegue a nuestros oídos a través de la labor de tributo reconstructor que llevan realizando unos muy capaces músicos asturianos liderados por Pedro Vigil (hay quien dice que es Vigil el auténtico creador de esas melodías atribuidas a Nafsum, pero hoy no estamos por dejar que la realidad nos estropee una buena historia).

El caso es que, con un poquito de retraso frente a su fecha de compleción, ya tenemos en las manos el cuarto trabajo de estos Edwin Moses, con el que una vez más recrean un elaborado mosaico musical en el que no falta ninguno de los más elegantes ingredientes del soul y el funk de los 70 (en su rama de Chicago, que para algo Nafsum era de allí, y para algo el disco reivindica en su título un extinto bloque de viviendas donde se supone que nuestro héroe aprendió a ser un joven de la calle).

Con todo lo divertidos que son los temas más movidillos, el disco se convierte en algo especial gracias a algunas composiciones más reposadas como la hermosa Let´s wait until tomorrow o una Black pride que sirve para elevar nuestros espíritus al final del disco a golpe de gospel.

La voz de Pablo Errea es el otro factor que separa a Edwin Moses de otras muchas (cada vez más) bandas hispanas que clavan el retro-soul. El cantante –y también premiado diseñador- opta por los tonos cálidos y por una humildad casi indie para crear un curioso contraste en un contexto en el que lo que se suele estilar es el desgarro forzado y los tics recurrentes.

 

 

To Top