Publicidad

Dominant Legs ” Invitation” (Lefse Records 2011)

Autor:  | Google+ | @curtillo

invitation

El revival de los ochenta está durando más que la propia década y, por suerte (o por desgracia), tiene toda la pinta de que la cosa va a seguir así por mucho tiempo. Así que lo mejor que podemos hacer es resignarnos y disfrutar de las joyas que nos está dando, que son unas cuantas. Dominant Legs es una de ellas


El grupo formado por Ryan William Lynch y Hannah Hunt, ya dio su primer aviso hace un par de años con aquel Ep llamado Young At Love And Life, que contenía cuatro deliciosas canciones llenas de referencias al pop británico de los primeros ochenta –el de Felt, Aztec Camera y Orange Juice entre otros–. Dos años después, y con una formación que ha pasado del dúo al quinteto, nos vuelven a dejar con la boca abierta en este trabajo con el debutan en el emergente sello americano Lefse Records.

La banda de San Francisco no se ha cortado un pelo a la hora de fusilar el pop de los ochenta, y para estas doce canciones han abierto, más si cabe, las influencias que vienen de aquellos años. Ellos mismos han confesado ser fans de Nile Rodgers y de las producciones que hacía en aquella década, y eso es algo que se nota bastante en el resultado final de este trabajo. Ya os podéis imaginar: guitarras cristalinas sin una pizca de distorsión; teclados cargados, que no cargantes, y cajas de ritmos que te hacen mover los pies de un lado a otro. Todo eso, aplicado a una colección de canciones que invitan a dar volteretas en el parque más cercano, aunque esté lloviendo y estemos más cerca de la Navidad que del verano.

El ex guitarrista de Girls –les acompañó en su primera gira mundial– tiene esa varita mágica para hacer melodías de pegada instantánea y lo demuestra muy bien en prácticamente la totalidad de este álbum. Los momentos álgidos aparecen con el pop comercial de Darling Girls, las canciones que te recuerdan lo buenos que eran Aztec Camera (Take a Bow y Hoop Of Love), el africanismo aplicado al pop de Where We Trip The Light, o ese desparrame de laca y hombreras llamado Lady Is Sleek And So Petite (irresistible el desvarío electrónico que se marcan a mitad de canción). En general, es uno de esos discos en los que no sobra nada; todas las canciones tienen algo, incluida la macarrada de The One That You’re With.

Ya va siendo hora de que la banda de San Francisco deje de ser el secreto mejor guardado de la Fog City y pase a ser una de las bandas más destacadas de 2011. Un servidor ya los tiene entre sus grupos preferidos de este año.

To Top