Publicidad

Dirty Three “Towards the low sun” (Bella Union-Coop 2012)

Autor: | @indienauta

dirtythreecover

En el recuento de personalidades más arrolladoras del panorama rockero actual, hay que guardar un lugar destacado para Warren Ellis. El barbudo violinista ha conseguido desbancar a todos los históricos segundos de a bordo de The Bad Seeds, para convertirse en el indiscutible cómplice de Nick Cave (hasta el punto de haber sido el que le animó a extender su cartera de proyectos con numerosas bandas sonoras y con esa genial gamberrada sonora llamada Grinderman). Tan repleta ha estado su agenda, que casi olvidamos la que durante mucho tiempo fue su ocupación principal, la de líder de Dirty Three, un inigualable trío de rock-fronterizo-neoclásico-vanguardista-cinematográfico instrumental.


Seis años habían transcurrido desde el último trabajo en estudio de Ellis junto a Mick Turner (guitarra) y Jim White (batería). En este tiempo hubo reuniones e intentonas de grabar algo, pero todo acababa siendo desechado. No ha sido el caso con el material de Toward the low sun, que parece haber sido casi escupido sobre las cintas de grabación, con el trío en estado de febril inspiración.

Buena muestra de ello nos llega desde el tema de arranque, Furnace skies, todo un desafío sonoro que reivindica el caracter indómito de Dirty Three. Sobre un obsesivo riff loopeado, el trio se lanza a lo que parece una improvisación libre, con la batería de White desbocada en un redoble continuo, y Turner y Ellis arrancando notas aisladas a sus respectivos instrumentos. Contra ese caos presuntamente organizado, se erige un órgano farfisa que hace las veces de flor del desierto, belleza contra aridez. Esa dualidad, más moderada, se deja caer en el resto del disco, casi como si la banda quisiera dejar claro que no hay felicidad sin dolor previo que sirva de contraste. Detrás de la barrera de espinas -destino único del oyente casual y despreocupado- hay un inmenso tesoro.
 

 

To Top