Publicidad

Dirty Projectors, “Dirty Projectors” (Domino Records, 2017)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Según el propio Dave Longstreth, su nuevo trabajo es un disco que dice sí al amor. Algo extraño, sobre todo teniendo en cuenta que lo ha grabado tras romper con Amber Coffman, ex novia, y antigua componente de la banda. Pero dejando de lado el mundo del cotilleo, puede que Longstreth tenga razón. El nuevo álbum de Dirty Projectors deja un poco de lado su faceta más experimental, y se sumerge en sonidos más R&B, que le dan ese toque más amoroso a sus canciones. Incluso Solange aparece como coautora de una de las canciones del álbum. Aunque sí es cierto que no ha dejado de lado parte de su pasado.

El octavo, y homónimo disco de Dirty Projectors, es una especie de fusión entre esa nueva pasión por el R&B y todo su mundo anterior. Y en ese mundo anterior entra el afro-pop, la música experimental, el rock, y un largo etc. Digamos que la base son los ritmos sensuales y pausados, pero Longstreth no puede evitar experimentar y meter voces pitufadas, ruidos extraños, y alguna que otra cosa más. Sirva como ejemplo, ‘Keep Your Name’, la canción que abre el álbum. Aquí estamos ante un corte que podría haber creado un Drake un tanto pasado de vueltas. Y prácticamente se puede decir lo mismo de ‘Work Together’  o ‘Winner Take Nothing’. Y es que, no sé si será intencionado, o no, pero le ha quedado un R&B muy macho, rebosante de testosterona, y falto de alma.

Lo mejor del álbum está en ‘Cool Your Heart’, esa colaboración con Solange, en la que, además, la cantante Dawn Richard pone su voz. Es una pequeña locura, que recuerda a los mejores momentos de su pasado, y todo un soplo de aire fresco entre tanto R&B insípido. Afortunadamente, no es el único tema que remite a su pasado, y en ‘Death Spiral’ fusiona el afro-pop con el R&B, dejando un resultado notable. Como notable también es ‘I See You’, la extraña balada de rock que cierra el álbum, a la que un órgano de ultratumba le da un toque de lo más sesentero. O quizá es que me recuerda demasiado al ‘Whiter Shade of Pale’ de Procol Harum.

Como intento de hacer algo diferente no está mal, ha conseguido fusionar su pasado con este nuevo arrebato R&B, pero por el camino se ha dejado parte de la inspiración y ese toque extraño que hacía de su música algo único.

Valoración: 6,9

To Top