Publicidad

Delco “Sophomore” (2Fer Records 2009)

delcocover

La ecuación es sencilla: beber de los clásicos, dominio de los instrumentos, e historias sinceras que contar. "Sophomore" es el resultado de despejar las incógnitas de esta sencilla ecuación, en cuya resolución Delco han tardado casi tres años. Se trata de su segundo disco, esta vez producido por Santi García, más oscuro y melancólico en cuanto al sonido que su predecesor "Beautiness".
delcocover

La ecuación es sencilla: beber de los clásicos, dominio de los instrumentos, e historias sinceras que contar. "Sophomore" es el resultado de despejar las incógnitas de esta sencilla ecuación, en cuya resolución Delco han tardado casi tres años. Se trata de su segundo disco, esta vez producido por Santi García, más oscuro y melancólico en cuanto al sonido que su predecesor "Beautiness".



Si como dice el psiquiatra y antropólogo Phillip Brenot, la creatividad es un reflejo de la situación mental, los de Madrid son mas maduros que en 2006, fruto de la edad y las experiencias motivadas por su primer disco y la gira que conllevó y eso se tiene que reflejar en su música. Aunque los patrones y las influencias sean las mismas que entonces, Teenage FanClub, Wilco, Gigolo aunts, The Pastels, su discurso ha evolucionado. El tono es amable y acústico, cercano al pop - folk nortemericano, aunque también hay lugar para flirteos con el rock. Las diez canciones que conforman el disco están firmadas por la banda al completo, excepto "Old Dyin´Tadition", co-escrita con Santi García, que también toca la guitarra eléctrica en varias canciones. De lo mejor del disco, el cameo con Ramón Rodríguez (The New Raemon), en "Fireworks & Jacuzzi bubbles". Y es que si el disco pone el listón bien alto desde la primera canción, para mi es las tres canciones que cierran el disco donde residen las melodías mas bellas. A la nombrada "Fireworks & Jacuzzi bubbles", unanle "The only gaps" y "Guts", y nos hallamos ante una trilogía de canciones preciosas con una voz que sube el timbre hasta adquirir una tonalidad sumamente emocional.

En definitiva, nos hallamos ante un disco muy cuidado, en el que cada detalle refleja un cariñoso trabrajo.


 

Stephen Malkmus & The Jicks, “Sparkle Hard” (Domino, 2018)

Una de las cosas buenas que tiene la carrera de Stephen Malkmus en solitario, es que, siempre... Leer más

Corduroy, “Return of the Fabric Four” (Acid Jazz 2018)

El sello Acid Jazz, que tanto tuvo que aportar durante los 90 en la breve fiebre del estilo con... Leer más

The Perfect Kiss, “Filter” (Elefant Records, 2018)

Joe Moore es uno de esos sibaritas del pop que convierte en oro todo lo que toca. Junto a Maddie... Leer más

Let’s Eat Grandma, “I’m All Ears” (PIAS, 2018)

Hace dos años que Rosa Walton y Jenny Hollingworth sorprendieron a medio mundo con “I, Gemini... Leer más

Tracyanne & Danny, “Tracyanne & Danny” (Merge Records, 2018)

Que el indie-pop de corte más o menos clásico se ha convertido en uno de los apestados de la... Leer más

Virginia Wing, “Ecstatic Arrow” (Fire Records, 2018)

Synth-pop, algo de jazz, un poco de experimento…Virginia Wing son una rara avis dentro de la... Leer más

Alexis Taylor, “Beautiful Thing” (Domino Records, 2018)

Hasta ahora, los discos de Alexis Taylor en solitario dejaban muy claras sus diferencias... Leer más

Gruff Rhys, “Babelsberg” (Rough Trade Records, 2018)

Gruff Rhys es una artista que, en sus trabajos, siempre ofrece algo más una colección de... Leer más

To Top