Publicidad

Delco “Sophomore” (2Fer Records 2009)

delcocover

La ecuación es sencilla: beber de los clásicos, dominio de los instrumentos, e historias sinceras que contar. "Sophomore" es el resultado de despejar las incógnitas de esta sencilla ecuación, en cuya resolución Delco han tardado casi tres años. Se trata de su segundo disco, esta vez producido por Santi García, más oscuro y melancólico en cuanto al sonido que su predecesor "Beautiness".
delcocover

La ecuación es sencilla: beber de los clásicos, dominio de los instrumentos, e historias sinceras que contar. "Sophomore" es el resultado de despejar las incógnitas de esta sencilla ecuación, en cuya resolución Delco han tardado casi tres años. Se trata de su segundo disco, esta vez producido por Santi García, más oscuro y melancólico en cuanto al sonido que su predecesor "Beautiness".



Si como dice el psiquiatra y antropólogo Phillip Brenot, la creatividad es un reflejo de la situación mental, los de Madrid son mas maduros que en 2006, fruto de la edad y las experiencias motivadas por su primer disco y la gira que conllevó y eso se tiene que reflejar en su música. Aunque los patrones y las influencias sean las mismas que entonces, Teenage FanClub, Wilco, Gigolo aunts, The Pastels, su discurso ha evolucionado. El tono es amable y acústico, cercano al pop - folk nortemericano, aunque también hay lugar para flirteos con el rock. Las diez canciones que conforman el disco están firmadas por la banda al completo, excepto "Old Dyin´Tadition", co-escrita con Santi García, que también toca la guitarra eléctrica en varias canciones. De lo mejor del disco, el cameo con Ramón Rodríguez (The New Raemon), en "Fireworks & Jacuzzi bubbles". Y es que si el disco pone el listón bien alto desde la primera canción, para mi es las tres canciones que cierran el disco donde residen las melodías mas bellas. A la nombrada "Fireworks & Jacuzzi bubbles", unanle "The only gaps" y "Guts", y nos hallamos ante una trilogía de canciones preciosas con una voz que sube el timbre hasta adquirir una tonalidad sumamente emocional.

En definitiva, nos hallamos ante un disco muy cuidado, en el que cada detalle refleja un cariñoso trabrajo.


 

Agnes Obel, “Citizen of Glass” (PIAS, 2016)

Uno de los miedos de Agnes Obel es la tendencia del llamado primer mundo a convertirnos, casi de... Leer más

Tor Miller, “American English” (Glassnote, 2016)

Cuenta la biografía de Tor Miller que su pasión por la música se gestó en el asiento de... Leer más

Bayonne, “Primitives” (City Slang, 2016)

Roger Sellers es un músico natural de Austin con formación clásica y cierto interés en las... Leer más

The xx, “I See You” (Young Turks, 2017)

Quién más o quién menos estará de acuerdo en que a The xx ya les tocaba cambiar un poco su... Leer más

Foreign Fields, “Take Cover” (Caroline, 2016)

El dúo de Nashville, Foreign Fields , se dio a conocer a través de su mirada ligera y... Leer más

David Bowie, “No Plan Ep” (Sony, 2017)

Parece mentira, pero ya ha pasado un año desde que aquella mañana triste de enero en la que... Leer más

Wild Beasts, “Boy King” (Domino, 2016)

Wild Beasts habían llegado a ese punto delicado en el que las bandas empiezan a cansarse de su... Leer más

Holy Bouncer, “Hippie Girl Lover” (Gran Sol, 2016)

Rockeando juntos desde el colegio, los aún jóvenes Holy Bouncer han dado recientemente su... Leer más

To Top