Publicidad

Day Wave, “The Days We Have” (Harvest Records, 2017)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Si hay algo que ha quedado claro en la última década, es que, para facturar un buen pop, no hacen falta muchos medios. La tecnología permite hacer de tu dormitorio un estudio, y son muchos los grupos que se han aprovechado de estos adelantos. Uno de los últimos son Day Wave, banda capitaneada por Jackson Phillips, que no deja de ser un proyecto en solitario, aunque para el directo sí que lleva banda. Este chico de Oakland lleva un par de años editando singles donde el pop, a veces más ensoñador, a veces más hedonista, es el gran protagonista. Algo a lo que da continuidad en su debut.

The Days We Had” es uno de esos discos que no inventan nada, pero que son absolutamente necesarios. Una perfecta colección de canciones, en la que hay lugar para temas más dream-pop, al más puro estilo Wild Nothing, como también los hay para el pop directo y pegadizo. Aquí es donde entra en juego el nombre de The Drums, una banda que, casi sin darse cuenta, ha sido una influencia para algunos grupos posteriores a su boom. Phillips es una de esos artistas que no tienen ningún reparo en crear un sonido parecido al de la banda de Johnny Pierce, y la verdad es que se le da de maravilla. Solo hay que escuchar ‘Ordinary’, ‘On Your Side’ o ‘Promises’, tres de los temas más acelerados del álbum, y tres auténticos hits en potencia.

Cuando levanta el pie del acelerador y se mete de lleno en sonidos cercanos al C-86 y el dream-pop, también sabe lo que se hace. Es el caso de ‘Something Here’ y ‘Home’, los dos cortes que abren el disco de forma inmejorable. Más que nada, porque te meten de lleno en él y te preparan para viajar a su mundo ensoñador. Un mundo lleno de paisajes épicos de teclado, guitarras cristalinas, y buenas melodías, que al fin y al cabo es lo que importa. Y es algo que parece saber muy bien Phillips, que maneja todos estos ingredientes a la perfección. Ahí están las notables ‘Untitled’, ‘Wasting Time’ y ‘I’m Still Here’, con la que cierra el disco yéndose hacia derroteros más ambientales.

Lo dicho, no va a cambiar el mundo con su música, pero sí te puede hacer pasar un verano más feliz y agradable.

Valoración: 7,7

To Top