Publicidad

Dave Gahan & Soulsavers, “Angels And Demons”, (Columbia Records, 2015)

Autor:

dave_gahan_angels_&_ghosts___con_soulsavers-portada

Cuando, tras dos estupendos discos con Mark Lanegan como principal vocalista, Soulsavers decidieron fichar a Dave Gahan para The Light The Dead See” reconozco que recibí la noticia con no excesiva emoción. Después escuché el disco, y me gustó (bastante).

Lo cierto es que la voz de Gahan encaja bien en ese estilo épico y doliente que caracteriza a los dos músicos y productores ingleses que componen el “nucleo duro”  de un grupo que acaba siendo un colectivo de amigos y colaboradores muy a menudo. La principal diferencia con los dos discos con Lanegan (además, obviamente, de una manera de cantar muy distinta), es que se acentuaron las influencias de la música negra y el  pop orquestal en detrimento del “folk rock blues” grandioso y crepuscular de los dos discos anteriores. Otra diferencia es que no hubo vocalistas invitados, todo para Dave.

Con este nuevo trabajo (ya con el nombre del Depeche Mode figurando por delante) continúan donde lo dejaron, profundizando en ese sonido soul/gospel refinado rodeado de arreglos orquestales.

Los elementos electrónicos (que realmente siempre fueron algo anecdótico y no parte fundamental del sonido del grupo) han ido desapareciendo dejando paso a unos arreglos de cuerda y viento casi omnipresentes, y a un estilo compositivo más clásico. La épica se acentúa cuando los coros femeninos de obvio origen gospel entran en escena.

“All Of This And Nothing” (primer single extraido del disco) es quizás uno de los temas más rítmicos y energéticos dentro de un conjunto donde predominan los medios tiempos y las baladas. Aunque los ya mencionados arreglos orquestales son parte muy importante del sonido del disco (la parte final de “My Sun”, canción que lo cierra, es sencillamente apabullante), la inconfundible voz de Gaham es protagonista indiscutible. Una voz que consigue dar sentimiento y credibilidad a unas letras sobre el amor y la redención que a veces caen en lo ya oído muchas veces antes.

“Angels And Demons” es un disco continuista sin que ello lo convierta en una obra menor. Es asentar lo conseguido y aprovechar lo aprendido. Aún así quien eche de menos los temas instrumentales y los ambientes cinematográficos puede lanzarse a devorar “Kubrick”, otro disco que Soulsavers se han permitido el lujo de publicar poco después de lanzar su trabajo con Gahan. Pero eso es otra historia.

Y sí, la portada de este “Angels And Demons” (gracia y obra de la hija de Dave) es horrorosa.

To Top