Publicidad

Da Souza, Gran Salt Endavant (Famèlic 2016)

Autor: | @sergiomiro

DaSouza_gransaltendavant

El “gran salto adelante” que pretenden dar Da Souza desde el título de su segundo álbum esconde una irónica alusión a un ambicioso plan de desarrollo de la China de Mao que acabó desastrosamente. O sea, el cuarteto mallorquín (con vida muy activa en la escena catalana) no esconde sus ganas de convertirse en una banda de tomo y lomo, pero admiten que puede que el horno no esté para los bollos que ellos quieren cocinar.

Sería una lástima, porque hay argumentos suficientes en Gran Salt Endavant para entusiasmar a casi cualquiera con un poco de sangre en las venas.

La producción es muy directa, como si pretendiera capturar el espíritu del directo de la banda, aunque el sonido es nítido, certero, y abierto a algún bonito de detalle de estudio.

Eminentemente guitarrísticos, con un pie siempre dispuesto a pisar el acelerador (o el pedal de distorsión, lo que les pille más cerca), Da Souza ofrecen una nutritiva mezcla de power-pop, punk y un poco de indie noventero. Poseen el talento, el sentido del humor y un saco de referencias suficientes para mantener nuestro interés a lo largo de cada una de estas 12 canciones.

Puede que el mejor ejemplo del despliegue dinámico y estilístico esté en el corte 5, donde deciden unir dos composiciones tan opuestas como la espídica La ruta natural (con un sugerente frenazo en forma de blues lisérgico a la mitad) y el sugerente instrumental Ascensors, digno de los Doors mejor colgados.

También llama la atención, por atípica, Octubre, una especie de folk tropicalista que baila sobre un primitivo ritmo programado.

Más allá de las rarezas y de los nutridos temas semi-punkarras, he de manifestar mi debilidad por los medios tiempos más melódicos como Tot és per sempre o Tot és aquí donde Da Souza evocan a los Teenage Fanclub de Bandwagonesque mejor que ninguna otra banda del panorama patrio.

 

Valoración: 7,5

To Top