Publicidad

Class Actress “Rapprocher” (Carpark Records – Green Ufos 2011)

Autor: | @indienauta

classactresscover

Viendo lo cómoda que se encuentra Elizabeth Harper envuelta entre sábanas de seda –en portada del disco y demás fotos promocionales-, y entre sintetizadores de querencia ochentera –en cada uno de los 11 cortes de su disco de debut-, cuesta creer que su pasado no muy lejano apuntaba al circuito superpoblado de cantautoras ultra-sensibles de guitarra acústica en mano. El cambio de actitud, sonido, imagen y hasta de status social aparente le llegó a cruzarse con los productores y multiinstrumentistas Mark Richardson y Scott Rosenthal. Ambos vieron en ella la musa pop ideal para liderar un proyecto que evoca algunas de sus influencias más evidentes: Depeche Mode, Human League, o Kraftwerk (algunas bases instrumentales nos remiten directamente a las doctrinas rítmicas y sonoras de los robóticos alemanes). También se ha mencionado a la Madonna de los primeros tiempos como referente importante dentro del proyecto Class Actress, si bien hay en Class Actress una cierta ambición “artie” que, a pesar de lo pegajoso de algunos estribillos, pone una barrera entre ellos y el pop instantáneo de la Ciconne. Si acaso, podríamos equiparar el potencial de su alcance que alcanzaron Goldfrapp antes de perder la inspiración.


La labor de Richardson y Rosenthal con las programaciones es bastante notable, si bien servidor llega a agobiarse ante la escasez constante del “factor humano” entre tanto teclado añejo. Harper, por su parte, juega su papel de gélida seductora a la perfección. Es consciente de que no posee una voz arrolladora, por lo que todos los esfuerzos están puestos en potenciar sabiamente sus puntos fuertes, y tirar de falsete cuando los pulmones no dan de sí.

Rapprocher es un disco perfecto para asentar a la banda en el mercado, y como debut logra la nada desdeñable proeza de dejarnos un par de pequeños clásicos con gancho: Keep you y Weekend (personalmente completaría el trío de ases con All the saints, que bien podría haber formado parte del 1999 de Prince).

 

 

 

To Top