Publicidad

Cabezalí, Pequeño Plateado (Origami Records 2013)

Autor: | @talibanmusic_tm

cabezali_pequenoplateado

Doce años después de su formación y con siete discos a cuestas, Havalina son merecidamente todo un clásico del indie nacional. Por fin hace tres años les tocó vivir un primer reconocimiento de prensa especializada y público con Las Hojas Secas (Origami Records, 2010), reconocimiento que se terminó de consolidar con la publicación del genial H (Origami Records, 2012).

Pero como hablábamos antes, todo comenzó a fraguarse hace doce años. O quizás antes. Probablemente todo empezó a gestarse cuando Manuel Cabezalí agarró su primera guitarra a los doce años y desde entonces (como él mismo dice) el veneno de hacer canciones se le metió dentro. Tras alcanzar el reconocimiento con su banda y prestar su guitarra a Russian Red, Christina Rosenvinge, The Cabriolets o Alex Ferreira entre otros, había llegado el momento de dar salida a otras canciones más intimistas y frágiles, pero con el mismo quejido. Había llegado el momento de Cabezalí.

Pequeño Plateado (Origami Records, 2014) es el primer disco en solitario de Cabezalí. Con la misma fractura emocional que sus canciones compuestas para Havalina, pero apenas defendidas con guitarra acústica y voz, Manuel Cabezalí nos presenta sus canciones más desnudas, desprovistas de efectismos y de ropajes pesados y oscuros. Pequeño Plateado es una radiografía a las emociones, una carta escrita a lápiz, un esqueleto melódico apenas revestido con arpegios.

Pequeño Plateado comienza y acaba con temática felina, abriendo y cerrando con “Amor felino II” y “Nana para un gato enfermo”. Esta obsesión por el mundo gatuno viene de largo, puesto que ya la portada de Imperfección (Origami Records, 2008) la protagonizaban gatos. Pequeño y bonito, este álbum de debut en solitario tiene pequeñas joyas, piezas como “El encontronazo”, “Humo fuera”, “Otro traje” o “Sombras”, que son deliciosas muestras del virtuosismo melódico de un instrumento, que no tiene secretos para Manuel Cabezalí.

Pequeño Plateado se grabó en El Lado Izquierdo por Dany Ritcher y lo mezclaron y masterizaron entre el propio Manuel Cabezalí, Dany Ritcher e Isaac Rico. Pequeño Plateado es el resultado de un trayecto recorrido entre 2010 y 2012. Ahora las canciones circulan de corazón a corazón, puesto que Cabezalí es un proyecto de discurso sincero y valiente. Y ese es el lenguaje que entienden los corazones.

To Top