Publicidad

British Sea Power, “Let The Dancers Inherit The Party” (Caroline, 2017)

Autor: | @sergiomiro

Aunque sea se pueda aventurar que, a estas alturas, con diecisiete años de carrera a sus espaldas, British Sea Power difícilmente van a salir de los puestos de cabeza de la segunda división del pop en los que llevan instalados casi desde el principio, sus mejores momentos musicales tienen el brío y el carácter épico de aquellas bandas que viven en aroma de multitudes. Su celebrado “Do you like rock music?(2008) convirtió y perfeccionó ese don con inmejorables resultados, y se diría que, después de trabajar en bandas sonoras y en experimentos varios, este “Let the Dancers Inherit the Party les devuelve a esa senda con nuevas canciones-himno como ‘Bad Bohemian’, ‘Saint Jerome’ o ‘International Space Station’, donde dibujan la línea invisible que puede separar a Arcade Fire de los U2 ochenteros.

La euforia que transpiran estas canciones forma parte de un plan preestablecido por parte del sexteto donde primaba plantar cara desafiante al contexto oscuro y opresivo de la Gran Bretaña pre-Brexit en el que se escribió el material.

Tampoco faltan los guiños al post-punk, la invitación al baile rockero con giros germanos al más puro estilo Franz Ferdinand en ‘Kee pon Trying (Sechs Freunde)’, y esos temas tan deliciosamente New Order que de vez en cuando se sacan de la manga, en este caso encabezados por un ‘What you´re doing’ que casi nos hace correr a por los créditos a ver si aparece Peter Hook por ahí escondido.

El disco viene enmarcado por una ‘Intro’ que en el último corte se desarrolla hasta convertirse en la hipnótica y ambiental ‘Alone Piano’, un merecido descanso para oídos y mente después de saltar y brincar durante 45 minutos con una banda que se resiste a dejar que te olvides de ellos.

Valoración: 7

To Top