Publicidad

Bob Mould, “Patch The Sky” (Merge Records, 2016)

Autor:  | Google+ | @curtillo

bobmouldpatch

Aunque en sus últimos trabajos haya vuelto al indie-rock de toda la vida, a Bob Mould no se le puede acusar de no explorar otros terrenos. A lo largo de su carrera no le ha hecho ascos a otros estilos que poco tienen que ver con las guitarras distorsionadas, y todavía es habitual verle pinchar música dance en algunos garitos de Nueva York y Boston. Pero sí es cierto que en estos últimos trabajos está entrando en una zona demasiado cómoda. Da la sensación de que ya no casa tan bien las buenas melodías con las guitarras aceleradas, y su nuevo álbum resulta un poco simplón.

Patch The Sky” es el tercer álbum de la trilogía que inicio con su fichaje con Merge Records y con el álbum “Silver Age”. En un principio iba a ser un disco acustico, pero la muerte de su madre, y el final de una relación, hicieron de él un trabajo mucho más agrio y áspero. En parte, esto es algo que necesitaba Mould, porque cuando se pone un tanto más acelerado y contundente, gana puntos. Canciones como ‘The End of Things’, ‘Daddy’s Favorite’, ‘Hands Are Tied’, o ‘Losing Time’, nos presentan al norteamericano en plena forma, y hacen que el disco se haga mucho menos monótono. Y es que sí, el punto melódico que tienen ‘You Say You’ o ‘Lucifer and God’, no está mal, pero es más de lo mismo. Aun así, son más interesantes que  ‘Voices In My Head’ y ‘Monument’, dos medios tiempos marca de la casa, que se hacen un tanto aburridos.

Cuando se sale un poco del guion sí que resulta un tanto más interesante. Es el caso de ‘Hold On’, en la que se acerca a ese pop que tan buenos resultados le dio en ‘If I Can’t Change Your Mind’, o el de ‘Losing Sleep’, donde prefiere dar el protagonismo a la sección rítmica, y da un descanso a las guitarras distorsionadas.

Ahora que ha terminado esta trilogía, creo que va siendo hora de que haga lavado de cara a su música. Quizá es buen momento para ponerse con ese disco acústico que quería sacar.

Valoración: 6,9

To Top