Publicidad

Blacanova “¿Cómo ve el mundo un caballo? (El Genio Equivocado 2012)

Autor: | @indienauta

blacanovacovercaballo

La historia de la música está llena de interrogantes, preguntas que vienen dadas en los títulos de álbumes y canciones. How soon is now? You and whose army? Do you remember the first time? Why can’t I be you? Can you forgive her?... Son solo algunos ejemplos que sirven para ilustrar lo que los sevillanos Blacanova quieren hacernos ver desde el título de su segundo disco, para el que también han elegido una cuestión, en este caso “¿Cómo ve el mundo un caballo?”, una pregunta que quizá al terminar de degustar este disco seamos capaces de responder. O quizá no.


Han pasado muchas cosas en Blacanova desde que hace dos años se editara su debut homónimo en el sello Foehn, un trabajo que los colocó en la cresta de la ola de una nueva escena nacional que miraba a los sonidos más noventeros sin ningún tipo de prejuicio. Algunos de estas cosas diferentes son un cambio de discográfica, algún cambio en la formación, Malaquías, que estuvo un tiempo perdido y una estrategia de promoción curiosa que ha hecho que en los últimos cuatro meses y medio hayamos podido disfrutar de hasta tres adelantos hasta que por fin hemos podido disfrutar de este segundo disco de los sevillanos, que si no, a algunas de esas almas perdidas que les hemos apoyado, se nos hubiera hecho muy largo.

Con “¿Cómo ve el mundo un caballo?”, su primer disco para El Genio Equivocado, Blacanova siguen inmóviles dentro de ese manual de pop hermético y repleto de guitarras hirientes, algo que manejan a la perfección, aunque quizá aquí las guitarras sean menos afiladas que en “Blacanova”, lo que le da un punto más evocador al disco, pero no hace que pierda en el extremismo de su propuesta, algo de lo que siempre Blacanova han dado buenas muestras. Pero claro, el hecho de que ya no haya canciones que conozcamos de antes, hace que el efecto sorpresa sea más grande que con su debut y que todo sea inesperado, incluida esa sorprendente, y no siempre fácil de mirar, portada.

Las voces entrecruzadas de Armando e Inés, a veces cantando o a veces recitando, suenan perfectas y se entienden mucho mejor que antes, lo que hace que resulte más fácil como oyente meterse dentro de las canciones, aunque eso de penetrar en las letras no sea tan fácil, ya que ellos siempre han destacado por tener unos textos enrevesados y llenos de referencias territoriales y culturales no siempre fáciles de coger. Para terminar, habrá que situar a “La migala” y “A-92” como piezas clave de un trabajo que se ha convertido en todo un referente en el otoño que, sin darnos cuenta, ya nos ha invadido.

 

 

To Top