Publicidad

Blacanova “Blacanova” (Foehn 2010)

blacanovacover

"Si ofendes a uno, ofendes a todos". Esta cita de la pelicula "Freaks"(Tod Browning, 1932), la podemos encontrar en el interior del libreto del primer disco de Blacanova, según diseño de Armando Jiménez, vocalista del grupo sevillano. Y es que, como los protagonistas de la película de Browning, Blacanova se saben un grupo diferente.


Este debut, viene precedido por tres EPs ("Monja", "Perro" y "Madre"), que ya anunciaban que algo muy interesante estaba a punto de ocurrir. Los sevillanos han vuelto a confiar en Raúl Pérez en la producción del disco, responsable de la grabación de otras interesantes bandas sevillanas como Tannhäuser, Montevideo  o The Baltic Sea. En esta ocasión, las canciones han sido mezcladas utilizando una mesa analógica, lo que hace que la calidad del sonido sea superior al de los EPs anteriores, siendo posible apreciar todos los detalles de la grabación. La masterización final, ha sido realizada por Kenny McLeod, que ha masterizado en alguna ocasión a Mogwai y a grupos del sello Chemikal Underground. Siendo Mogwai uno de los grupos amados por Blacanova, es fácil entender esta elección.

Blacanova son una banda en cuyo sonido podemos encontrar muchos matices y que, a pesar de cierto aire ochentero y de tener un discurso cercano a los noventa heredero del shoegazer, tienen un sonido muy personal. Los decibelios y el ruido tienen muchísima importancia en sus canciones, envolviendo las misteriosas letras con oscuras melodías y capas de distorsión, creando atmósferas espaciales, en un viaje sin retorno por la trastienda de nuestros miedos y prejuicios, nuestras perversiones y complejos. Y es indudable que estas letras tienen su peso específico en las composiciones, letras inquietantes y oscuras que rozan lo bizarro, muy intimistas y reflejo de un universo interior siniestro y trágico:

"Padre, me han violado y en mi cabeza se han dejado pequeñas cintas con mi pasado..." ("Debe ser").

Además Raúl Pérez conoce perfectamente a la banda y sabe crear ambientes para las grabaciones, grabando las voces de Inés a la luz de una vela, o en completa oscuridad las de Armando. Un detalle delicioso, que nos permite imaginar el ambiente que se respiraba en la grabación del disco y que desde luego se refleja en la interpetación.

Intuímos huellas de The Cure en "Serie B"(atención a su solo de guitarra final) y de Mogwai o My Bloody Valentine en "Debe ser", quizás la canción más completa del disco, de más de siete minutos y que primero nos pone la carne de gallina con su letra, para a continuación rematar la faena con una sobrecogedora descarga sónica dirigida a las entrañas. En cambio, en "Los buenos días" es la voz de Inés la que adquiere el protagonismo en un pasaje en el que los efectos aplicados, ayudan a crear un ambiente onírico. "Fátima", "Un santo oscuro" y "Bonito agujero", son canciones antiguas, que no estaban incluidas en ningún EP y que han sufrido un interesante proceso de evolución.

Como se recomienda en la serigrafía del cd, escucha el disco muy alto, es la mejor manera de disfrutar de estas canciones.

En lo que a bandas de refiere, hace tiempo que Sevilla es una ciudad en la que hay muy buena escuela y con este disco, Blacanova han demostrado que son los primeros de la clase.


To Top