Publicidad

Bayonne, “Primitives” (City Slang, 2016)

Autor: | @sergiomiro

Roger Sellers es un músico natural de Austin con formación clásica y cierto interés en las opciones que ofrece la electrónica para poner al día los esquemas repetitivos y atmosféricos de las músicas minimalistas y expresionistas. Su debut en este campo llega bajo el nombre artístico de Bayonne, y con un título cuya alusión a lo primitivo podría chocar dentro de la habitual tendencia de los geniecillos de la electrónica a querer ser más actuales y rompedores que nadie.

Sellers no parece tener esos problemas de “ego postureico”. Ya ha admitido que no se considera un DJ y que su manejo de la cacharrería moderna es más bien justito. Los mayores logros de “Primitives en ese campo los ha desarrollado a través del manejo de un simple “looper” con el que creaba capa tras capa para defender sus composiciones en directo.

Además, no le duelen las prendas al citar a Phil Collins como influencia notable. A pesar de que el bueno de Collins está viviendo una reciente revaloración de su figura, cuesta imaginarle bien asumido en una música tan sugerente y sutil como ésta. Pero lo cierto es que está ahí… en el rugir de unas baterías que copian el sonido ya legendario que hizo historia desde los redobles de ‘In the air tonight’ en adelante. Esa contundencia percutiva es uno de los elementos más notorios de “Primitives, hasta el punto de que el disco llega a su culmen con toda una legión de tomas marcando el son de la recta final de ‘Omar’.

Igualmente notorias son las voces oníricas de Sellers, con unas melodías sugerentes que a veces nos traen a la mente el trabajo de Panda Bear o de sus Animal Collective. El tejido musical se completa con bellos motivos de piano, campanas que parecen salidas de alguna secuela perdida de “Tubullar bells y alguna traza de folk evocador (con banjo incluido) que no habría desentonado en un disco de Sufjan Stevens.

 

Valoración: 7,4

To Top